Una nueva visión de Caperucita en Salamanca

Toda la familia disfrutó de este clásico reinventado

La compañía Teloncillo Teatro volvió a Salamanca con su último espectáculo familiar ‘Caperucita. Lo que nunca se contó’, una adaptación del clásico escrita y dirigida por Claudio Hochman y con música compuesta por Suso González.

Esta obra se estrenó en agosto de 2016, en la XIX Feria de Teatro de Castilla y León que se celebra en Ciudad Rodrigo. Y ha obtenido el Premio FETÉN 2017 al mejor texto teatral.

Teloncillo Teatro es una compañía vallisoletana que dedica su trabajo a niños y niñas de diferentes edades, desde hace más de 20 años. Su fundación data de hace más de cuarenta (1975), etapa en la que diversificaban su trabajo ofreciendo además, montajes para adultos.

Durante toda su trayectoria se han sucedido las diferentes especializaciones en técnicas actorales, musicales y artísticas en general, así como pedagógicas y didácticas, centradas en captar la atención de los niños y especialmente de los bebés, mediante el estudio e investigación de sus comportamientos. Apoyados siempre por profesionales en estos campos, su objeto ha sido despertar el interés de los más pequeños por el teatro, como método de continuo aprendizaje.

En todos sus espectáculos la música, la poesía y las canciones cobran gran protagonismo, así como la utilización de diversos objetos, títeres, magia, juegos, sonidos y efectos, que hacen de Teloncillo una de las compañías más recomendadas en los circuitos artísticos de su especialidad.

Sinopsis de la obra

¿Caperucita roja otra vez? ¿Cuántas veces se ha contado este cuento? Muchas, miles, millones. Tantas como madres y padres se lo contaron a sus hijos. Comenzó como un cuento popular que pasaba de boca en boca; Charles Perrault lo hizo libro. Los hermanos Grimm salvaron a la abuela y a Caperucita, introduciendo al leñador.

Y se hicieron muchas películas. ¿Vale la pena volver a contarlo? Creemos que sí. Algo tiene este cuento que pasa de generación en generación. ¿Y cómo lo contaremos? A nuestra manera, jugando con los personajes, transformando el relato en una comedia de enredos dislocados. Nada es como debería ser.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.