Salamanca acoge de nuevo una muestra de Venancio Blanco

Se trata de la muestra 'Un proceso escultórico', la sexta exposición que la ciudad alberga de forma permanente gracias al acuerdo firmado entre el Ayuntamiento de Salamanca, la Fundación Mapfre y la propia Fundación Venancio Blanco.

La Sala de Exposiciones de Santo Domingo de la Cruz acoge, desde hoy, una nueva muestra del escultor salmantino Venancio Blanco, que lleva por título “Un proceso escultórico”. Se trata de la sexta exposición de la colección de la obra de Venancio que la ciudad alberga de forma permanente gracias al acuerdo firmado en septiembre de 2014 entre el Ayuntamiento de Salamanca, la FUNDACIÓN MAPFRE y la propia Fundación Venancio Blanco.

Más de 45.000 personas han visitado las cinco muestras del escultor en la Sala de Santo Domingo. La primera que se llevó a cabo fruto de esta colaboración fue “La música en la escultura de Venancio Blanco” (31 de enero-14 de junio de 2015) y la visitaron 11.937 personas. La segunda “Obra religiosa” (15 de julio 2015-10 de enero de 2016) recibió la visita de 7.138 personas. La tercera, titulada “Divertimentos de taller” (25 de abril a 18 de octubre de 2016) fue visitada por 8.566 personas. “Retratos” que se inauguró el 27 de octubre de 2016 y permaneció expuesta hasta el 7 de mayo de 2017, recibió 10.107 visitantes. Y la última, “Abstracciones”, que ha permanecido desde mayo hasta el pasado 11 de diciembre, fue visitada por 8.384 personas.

La muestra que se ha inaugurado hoy gira en torno al proceso de creación de la escultura Cristo que vuelve a la vida (1991) e incluye fotografías que recogen dicho proceso, esculturas en bronce, barro, escayola o madera, dibujos con los bocetos previos y dos electrografías intervenidas.

La exposición se estructura en tres partes con un único hilo conductor que es el proceso escultórico. La primera parte recoge los bocetos previos, la ampliación a tamaño definitivo y el paso de la escultura de escayola a la talla en madera.

En la segunda parte se refleja el trabajo constante sobre la horizontal que implica Cristo que vuelve a la vida (1991). Un trabajo que supuso en el artista la necesidad de búsqueda de nuevos retos donde predominan las líneas verticales. Es entonces, cuando se concentra en el tema de Cristo en la Cruz, con ejemplos en pequeño y gran formato modelado en distintos materiales.

Y la tercera parte recoge la repercusión posterior con el grupo escultórico Cristo vuelve al Padre. Obra terminada en 2017 que se expone por primera vez en Santo Domingo con la intención de incorporarse definitivamente a la colección permanente de sus jardines, una vez se clausure la exposición.

La exposición se abre hoy al público y permanecerá en la Sala de Exposiciones de Santo Domingo hasta el próximo mes de mayo. La entrada es gratuita y el horario de visitas es de martes a viernes, de 17’00 a 21’00 horas; sábados, domingos y festivos, de 12’00 a 14’00 h y de 17’00 a 21’00 horas.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.