Ginés Marín, uno más con la Juventud Taurina de Salamanca

El diestro extremeño Ginés Marín congregó a más de 600 jóvenes aficionados a los toros de toda España entre los que se encontraban los de Juventud Taurina de Salamanca. Viajamos con ellos a Burguillos del Cerro para vivir ese día de convivencia.

La Tauromaquia se encuentra en un momento delicado, en el punto de mira de muchas miradas, buenas y malas. De las miradas que buscan acabar con ella y de tantas otras que la miran con ilusión, siendo ésta su mayor pasión. De esas, de las que la miran con pasión, se ha servido el joven diestro Ginés Marín para convocar a todos los jóvenes de España para iniciar un proyecto, -el de el Club Joven Ginés Marín-, que según el torero afirma, quiere crecer con el tiempo.

Y el caso es que las miradas ese día de convivencia transmitían ilusión, felicidad y buen rollo, como las de Ginés. El torero se mostró literalmente ‘encantado de la vida’ de poder acercar a más de 600 jóvenes de su edad en muchos casos, el toreo de cerca. Hemos llegado a un punto en el que ya no sirve que los toreros se encuentren en un status social más alto que el resto de la sociedad. Los toreros tienen que bajar al ‘mundo terrenal’ y mirar de tú a tú a sus iguales, a los jóvenes en este caso. Y decirles que están ahí, que también luchan por un futuro y que también luchan por su profesión… igual que puede estar haciendo el que estudia ingeniería o el que estudia empresariales.

Sólo así se proyecta la ilusión y la afición hacia los jóvenes. También hubo toreo el domingo, pero no fue lo más importante que hizo Ginés Marín ese día. Lo más importante que hizo fue cuidar con mimo al futuro de los aficionados a los toros. Y lo seguirá haciendo, porque este proyecto está pensado para que se dilate en el tiempo y para que todos los que forman ya parte del Club Joven Ginés Marín se vean favorecidos con sorteos y descuentos para poder disfrutar de las tardes en las que se acartele el joven diestro.

Sin duda la convivencia en Burguillo del Cerro marcará un antes y un después. Se trata de una iniciativa pionera en España y la Juventud Taurina de Salamanca la pudo disfrutar como la que más. Viajamos con ellos para conocer de cerca esta iniciativa, y el resultado fue maravilloso y aplaudido por todos los que llenaron aquella placita de tientas y aquel salón. ¡Enhorabuena, Ginés!

Texto y vídeo: Paula Zorita

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.