La UPSA presenta herramientas para la inclusión escolar en el recreo

El Grado en Logopedia de la Universidad Pontificia de Salamanca ha presentado el Programa 'Patios y Parques Dinámicos' y el libro 'A qué jugamos' con el que se demuestra la inclusión de niños con conductas disruptivas a través de juegos en el recreo.

El antiguo alumno Carlos García Junco, autor del libro A qué jugamos ha presentado esta mañana el Programa ‘Patios y Parques Dinámicos’ por el que se buca la inclusión de niños en la diversidad a través del juego. El Programa nace a partir de la iniciativa de una mamá, Gey Lagar, que veía que su hijo con TEA (Trastorno del Espectro Autista), que por sus características tienen centros de aislamiento muy elevados y poca interacción con sus iguales, “no participaba con otros niños en el patio del recreo, lo que contribuía a que los tiempos de aislamiento fueran cada vez mayores”.

García Junco ha indicado que este Programa está dirigido a los niños que presentan conductas disruptivas (con hiperactividad, trastornoespecífico del lenguaje, retraso madurativo, síndrome de Down, dificultades auditivas y visuales,…e incluso a niños y niñas provenientes de otras culturas y que desconocen el idioma y/o las costumbres y juegos) y que sufren tiempos de aislamiento elevados. “Sirve como una herramienta de inclusión escolar en centros educativos ordinarios“. Para el logopeda, ‘Patios y Parques Dinámicos’ solo se centra en el recreo para que todos los niños puedan jugar y participar y “fomenta el desarrollo cognitivo, social, y del lenguaje”.

A partir de los casos observados, el especialista ha demostrado su fiabilidad con un estudio -publicado a través su libro A qué jugamos- en el que: “se descubrió que la aplicación de ese programa elevaba los tiempos de interacción positiva de los niños con TEA”. La metodología se realiza a través de juegos tradicionales adaptados como: el pañuelo o la rayuela, “que se modifica en función de los intereses concretos del alumnado (…) Por ejemplo si hay un niño con TEA que le gustan los dinosaurios, convertimos el ‘pilla-pilla’ en ‘dar caza al dinosaurio’ y mediante apoyos visuales y pictogramas entienden el transcurso del juego y participan con el resto de niños”.

El especialista ha indicado también el aumento de niños diagnosticados desde los hospitales y gabinetes clínicos, “lo que hace ver que hay un mayor conocimiento de la problemática en la sociedad y el personal está más preparado”. Desde el Colegio La Inmaculada de Oviedo, donde trabaja García Junco, hay 7 alumnos, “pero a nivel nacional suele haber un ratio de entre 3 a 10 niños en colegios ordinarios, porque también hay menores con Trastorno Específico del Lenguaje o con TDH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad) a los que también les beneficia este Programa”.

Aunque ‘Patios y Parques Dinámicos’ va dirigido a centros escolares, también se está implementando en centros clínicos y en hospitales y se está exportando a otros países como Grecia, París y Perú.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.