Nuevas medidas de seguridad y tráfico para Semana Santa

Las medidas previstas por el Ayuntamiento y la Policía Local pretenden incrementar objetivamente los niveles de seguridad durante unas fechas en las que la ciudad recibe miles de visitantes.

Con el objetivo de garantizar la celebración de los desfiles procesionales de la Semana Santa y facilitar el desarrollo normalizado de los mismos, el Ayuntamiento de Salamanca y la Policía Local han establecido una serie de regulaciones generales de seguridad, tráfico, circulación de vehículos y tránsitos peatonales –independientemente de las que se produzcan en cada una de las procesiones– que estarán vigentes el Domingo de Ramos, día 25 de marzo, y desde el miércoles, día 28 de marzo (Miércoles Santo), por la tarde, hasta el domingo siguiente, día 1 de abril (Domingo de Resurrección), por la noche.

Teniendo en cuenta la experiencia del año anterior, el Ayuntamiento de Salamanca aplicará de nuevo un plan especial de refuerzo de la seguridad ciudadana, que incluye una serie de medidas preventivas y de vigilancia ante la previsible gran afluencia de personas durante las distintas celebraciones y los desfiles procesionales. Todo ello, de acuerdo con las previsiones en la materia anunciadas en su día por el Ministerio del Interior, y en cumplimiento de las labores de cooperación con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que corresponden a los Cuerpos de Policía Local.

Las medidas previstas pretenden incrementar objetivamente los niveles de seguridad durante unas fechas en las que la ciudad recibe miles de visitantes. Como ya ocurriera en las pasadas fiestas navideñas, entre las medidas preventivas y de protección, se ha incluido la disposición de mecanismos de interposición física en los principales accesos a aquellos lugares en los que se celebran los desfiles y acontecimientos propios de la Semana Santa.

Estos montajes disuasorios, que requieren una logística y un despliegue especiales, obligan a efectuar determinadas restricciones al tráfico rodado y también al tránsito peatonal en el casco urbano y en las principales vías confluentes al mismo. De acuerdo con todo ello, es recomendable que los ciudadanos en general y especialmente los conductores tengan en cuenta las medidas de seguridad y tráfico que se vayan estableciendo en cada desfile, acto o acontecimiento.

El dispositivo de seguridad prevé prohibiciones estrictas de tráfico en buena parte del centro de la ciudad, por lo que la Policía Local habilitará tres corredores viales, de uso exclusivo para las operaciones de carga y descarga, acceso a garajes y hoteles. Además, la obligada supresión de las paradas de autobuses y de taxis en el casco histórico, trasladará la actividad de los vehículos de servicio público de viajeros a otros puntos concretos. Todo ello se detalla a continuación.

La Policía Local se dispone a incrementar notablemente los operativos de vigilancia y patrullaje en aquellos lugares donde se concentren gran número de personas, pudiendo establecer además controles preventivos individuales y de seguridad cuando las circunstancias así lo aconsejen. Todos los sistemas de video-vigilancia y dispositivos de control, tanto fijos como móviles, existentes en toda la ciudad estarán plenamente operativos y en funcionamiento.

Durante el desarrollo de cada una de las procesiones, una ambulancia medicalizada permanecerá ubicada en la confluencia de la plaza del Mercado con la plaza del Poeta Iglesias, desde donde se atenderán los percances y contingencias de tipo sanitario y asistencial que pudieran producirse.

 

FOTOGRAFÍA: Página web Junta Semana Santa.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.