Manuel Muiños: ‘Dar el pregón de Semana Santa es como un regalo en el 30 aniversario de mi llegada a Salamanca’

Manuel Muiños me recibe en la sede del centro que preside, Proyecto Hombre, con un manojo de llaves en la mano que, aunque no las conté, quizá tuviese sin exagerar 70 llaves...


PAULA ZORITA

Manuel Muiños me recibe en la sede del centro que preside, Proyecto Hombre, con un manojo de llaves en la mano que, aunque no las conté, quizá tuviese sin exagerar 70 llaves… Entre ellas, él tiene la llave de la esperanza, la solidaridad, la dedicación, la entrega y el trabajo. En cambio quien habla y se acerca a él, por lo que pude comprobar, sólo necesita una llave maestra para abrir cada rincón de su alma y de su corazón. Yo la usé y se abrió para hablarme de su trayectoria, de la elección como pregonero de la Semana Santa, pero también se abrió para hablar de sus inquietudes, de la bonita labor que tiene entre manos en Proyecto Hombre, de lo que significa para él la Semana Santa

La charla se me antojó corta para todo lo que tiene que contar este religioso nacido en un pueblecito gallego (Redondela), pero que lleva toda una vida dedicado por entero a la provincia de Salamanca desde que se ordenó sacerdote aquí. Ahora mismo ejerce el sacerdocio en Cordovilla, Cilloruelo y Encinas de Abajo, algo que compagina, como señalé antes, con ese trabajo incesante que lleva a cabo en Proyecto Hombre.

Los presentes al Pregón de Semana Santa 2018 tendrán en su mano la llave maestra que abrirá de nuevo el corazón de Manuel y éste dará ‘un pregón en la tierra’, según sus propias palabras… Nos confiesa que para él fue una sorpresa que le encomendasen esta labor, a partir de ahí, una vez asumido, todo fluye y estamos deseando escucharlo…

SBN: Te encomendaron la labor de elaborar el Pregón de la Semana Santa salmantina y me confiesas que después del ‘susto inicial’, asumiste esa responsabilidad con muchísima ilusión, Manuel…

MM: ¡Pues sí, después del susto inicial, -dice entre risas-, me lo tomé con mucha ilusión! Hablo de esa impresión al decirmelo porque evidentemente es mucha responsabilidad… La Semana Santa en Salamanca es muy especial para mucha gente y es un acto muy entrañable. Además, después de pregoneros tan espectaculares y el giro que supone, puesto que los anteriores han sido más bien poéticos y literarios… pero después de esto, te cargas de ilusión y sobre todo agradecimiento. Lo he vivido como un regalo en el treinta aniversario de mi llegada a Salamanca. Te valoran, te reconocen, y sin ser salmantino, formas parte de esta ciudad como el que más.

SBN: ¿Cuál es el eje fundamental del pregón, podrías desvelarnos un poquito?

MM: Es un recorrido muy ‘semanasantero’, muy sencillo, muy entendible y que intenta que sea aplicable a la vida. Creo que es un pregón en la tierra.

SBN: ¿A qué te refieres con ser aplicable a la vida, Manuel?

MM: Pues que creo que se puede aplicar a la vida de cada uno, como cofrade o como persona, independientemente de que seas creyente o no creyente. Creo que es un pregón que intenta implicar y meter en la vida del día a día a todas las personas. Quiero que la gente salga reflexiva, si no cuestionados en primera persona, mirando a uno mismo.

SBN: El presidente de la Junta de Semana Santa en Salamanca valoró que eras la persona idónea para dar el pregón este año por toda esa vida dedicada a los demás, por tu sacerdocio… Una suma de cosas…

MM: No sé si lo soy… entiendo que él tenga que plantearlo de ese modo, pero de verdad creo que idóneo puede ser cualquiera que sienta o viva la Semana Santa en primera persona. Alguien que no ‘la ve pasar’, sino que está en ella metida. Yo entiendo la Semana Santa y quiero compartirla y quiero animar a la gente a la que la viva, quizá por eso sea idóneo… ¡Pues puede!

SBN: ¡Seguro que sí!, además… debes tomarte esto como un reconocimiento más, como la oportunidad de acercar a muchos la Semana Santa salmantina… ¿es para ti un reconocimiento sumado a muchos más que has recibido a lo largo de tu trayectoria?

MM: En parte sí, creo que es un reconocimiento y una valoración… que cuenten contigo y que piensen en ti para algo como lo que esto supone, pues sí, es un gran reconocimiento. Es ponerte en valor de alguna manera. A todos nos gusta y desde este ámbito más… yo como sacerdote que soy, lo primero es eso, mi opción es el sacerdocio, dentro del sacerdocio el servicio a los demás en una opción que se llama ‘Proyecto Hombre’. Hay una frase del evangelio que me gusta recordar siempre: ‘Pasó haciendo el bien y curando a los oprimidos por el mal, tendiendo la mano al que lo necesita’. No siempre aciertas, eres humano y no divino, pero el mensaje es claro y fácil de entender y a veces lo complicamos nosotros mismo.

SBN: Manuel, te me has adelantado un poco a una de las preguntas que tenía para ti… y era precisamente eso, ¿qué puede hacer alguien como tú para mejorar los valores que en ocasiones escasean entre nosotros y qué puede hacer alguien de a pie como yo?

MM: Podemos hacer los dos lo mismo… lo que pasa es que en distintas realidades. Los valores están tapados… lo que tenemos que hacer es soplar, es como el fuego, la brasa está debajo, si no soplas no lo reavivas. Creo que hay mucho y muy bueno en el corazón de todas las personas y hay que partir de ahí. Cuesta porque ves mucho malo porque la imagen que te dan día a día es la de lo malo y negativo. Pero eso es lo que hace ruido, pero mucha más gente está peleando por lo contrario. No llegamos a la perfección ni mucho menos, pero intentamos poner nuestro granito de arena, claro que sí. No se trata sólo de dar, sino de darte a ti mismo y dar a los demás. Vivimos en una sociedad ‘muy hacia dentro’ y esto es lo que podemos hacer ambos, cambiar esto y vivir más para lo demás.

SBN: Me encanta este pensamiento, Manuel, porque un poco la filosofía de ‘Salamanca Buenas Noticias’ y la persona que a mi me lo dio a conocer, piensa como tú… que la gente es buena y que es importante mostrarle o buscar enseñarle lo bueno…

MM: Pues sí… yo más de una vez he preguntado… ‘¿cómo puede publicarse esto?’ y me han respondido… ‘es lo que vende’. Ya, pero no estás vendiendo la noticia, estás vendiendo a la persona que forma parte de la noticia. Creo que estamos en un momento en el que la sociedad necesita un proceso de reflexión y de cuestionamiento personal, crecimiento y maduración. Estamos en la superficie de muchas cosas y vuelvo a citar el Evangelio cuando Jesús dice: ‘rema mar adentro’… y es así, porque si te quedas en la orilla pescas con caña y poco, en cambio si vas mar adentro es donde más puedes pescar…

SBN: Retomemos un poco el tema de la Semana Santa, Manuel… ¿qué significa para un sacerdote la Semana Santa, para ti?

MM: Creo que cada uno te daríamos una respuesta, porque desde nuestra experiencia personal darás una respuesta u otra. Yo he vivido distintas etapas, ha habido una etapa en la que tristemente me dediqué a hacer la Semana Santa (celebraciones, de un lado para otro, con cuatro parroquias, es así…) y no tienes tiempo para meterte en ella, pero conseguí darle la vuelta y meterme en la dinámica de vivirla. Para mi es una experiencia muy fuerte e importante, es un tiempo en el que te ves de otra manera, más profundamente que en el día a día.

SBN: Un momento de la Semana Santa salmantina que a ti te guste o te llena…

MM: Si me he de quedar con un momento es con la Esperanza… por el momento que representa. Si nos falta Esperanza, nos falta todo y si no la transmites, te quedas parado. La esperanza es lo que nos mueve y alienta y esa virgen en distintos momentos de la procesión es tremenda. Verla salir y encontrarla en la calle La Rúa con las religiosas saludando, la entrada en la plaza es majestuosa, pero sobre todo lo que transmite y representa.

SBN: Espero Manuel seguir en contacto contigo y hacer muchas más cosas, muchas gracias por esta charla tan enriquecedora… Mucha suerte esta tarde…

MM: Muchas gracias a ti, ha sido un placer.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.