La USAL desarrolla un nuevo modelo para prevenir las inundaciones de los ríos

Las confederaciones hidrográficas del país mantienen la alerta sobre posibles desbordamientos de los ríos por el considerable aumento de sus caudales tras las abundantes lluvias de las últimas semanas.

Las confederaciones hidrográficas del país mantienen la alerta sobre posibles desbordamientos de los ríos por el considerable aumento de sus caudales tras las abundantes lluvias de las últimas semanas. Los ríos, entendidos como algo más complejo que un curso de agua, son un ecosistema vivo con unas dinámicas fluviales variables y espacio temporales que repercuten directamente en la vida de pueblos y ciudades.

Los investigadores de la Universidad de Salamanca José Luis Molina y Santiago Zazo, miembros del Grupo TIDOP de la Escuela Politécnica Superior de Ávila, acaban de publicar en la reconocida revista Journal of Hydrological Engineering su trabajo “Assessment of Temporally Conditioned Runoff Fractions in Unregulated Rivers”, en el que proponen una nueva forma de estimar y cuantificar el período de retorno en ríos para eventos hidrológicos, como en el caso de las inundaciones, y que presenta, además, aplicaciones directas en el campo de la ingeniería hidráulica.

Concretamente, los científicos han desarrollado nuevas técnicas para el análisis y el cálculo del caudal en ríos mediante el empleo de modelización causal que ofrece entre sus futuras aplicaciones mejoras en la “regulación y gestión de infraestructuras hidráulicas como embalses y canales”, según informa José Luis Molina, responsable de la investigación, a Comunicación USAL.

La investigación persigue identificar y cuantificar fracciones de caudal de un río en función de su dependencia temporal, es decir “de la memoria que tenga la cuenca”, subraya el director del trabajo. Este logro tendría un alcance directo en la mejora del “dimensionamiento y diseño” de infraestructuras hidráulicas tales como esclusas, presas, canales, defensas ribereñas, trasvases o estaciones de bombeo, entre otras. En definitiva, en la construcción de obras de ingeniería cimentadas con el objetivo de controlar el agua para fines de aprovechamiento o de protección del entorno, principalmente.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.