¿Por qué se celebra el Lunes de Aguas?

TONI SÁNCHEZ

Salamanca celebra este lunes día 9 de abril el ‘Lunes de Aguas’, una tradición instaurada en el calendario festivo de la provincia y que se sustenta en una copiosa merienda en el campo a base de hornazo y productos típicos de la tierra junto a familiares y amigos. Pero, ¿dónde está el origen de tan singular celebración?

La historia del ‘Lunes de Aguas’ se remonta al siglo XVI, cuando Felipe II, que había contraído matrimonio en 1543 en Salamanca con María Manuela de Portugal, se queda perplejo al comprobar de primera mano que en Salamanca se fusionan la cultura, el cristianismo, el arte, el dogma y la palabra con el ocio y la diversión más libertina. Pícaros, lazarillos, prostitutas y alcahuetas poblaban los arrabales de la ciudad salmantina, lo que no gustó en demasía a un disciplinado y recto Felipe II.

Para evitar el desenfreno en Salamanca durante la Cuaresma, Felipe II decretó un edicto a través del cual se obligaba a las meretrices a abandonar la ciudad en ese tiempo cuaresmal, trasladándolas al conocido como Arrabal del Puente, en el margen izquierdo del Río Tormes, y poniendo como condición que ninguna se acercaría a la población si no quería sufrir en sus carnes un severo castigo.

Pasado el tiempo de Semana Santa en total tranquilidad y calma en Salamanca, las prostitutas debían volver a la ciudad el lunes siguiente al de Pascua. De ello se encargaba el famoso ‘Padre Putas’, un sacerdote un tanto picarón que además de trasladarlas en una barca hasta la capital charra, se encargaba de atenderlas durante su estancia al otro lado del río.

Este día era un motivo de alegría y júbilo para los más de ocho mil estudiantes que en la época cursaban sus estudios universitarios en Salamanca, y lo celebraban con una gran merienda popular en la orilla del río, donde el vino y los productos típicos de la tierra corrían en abundancia. Al final de la tarde, se instauró por tradición que todos los presentes, bastante afectados por la excesiva ingesta de alcohol, debían meterse al agua para celebrar que las prostitutas “por fin” estaban de vuelta. De ahí que se instaurara el nombre de ‘Lunes de Aguas’.

En la actualidad se sigue festejando este día, aunque bien es cierto que totalmente alejado de su significado original. Hoy en día las familias y grupos de amigos contemplan en el ‘Lunes de Aguas’ un día más que propicio para juntarse y merendar en buena armonía, donde el hornazo es el principal protagonista, y sin más motivo que celebrar su amistad y la salud de estar juntos un año más.

 

Dispositivo especial para el Lunes de Aguas

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.