El enigmático Pozo de Nieve, reabre sus puertas

Salamanca Buenas Noticias se ha adentrado de la mano de la arqueóloga Elvira Sánchez en este lugar el día de la reinauguración de la actividad de visitas.

PAULA ZORITA

Con el buen tiempo apetece más salir de casa y por qué no, hacer turismo. En ocasiones perdemos de vista monumentos y lugares históricos que forman parte de nuestra cultura más cercana, la de nuestra ciudad, y nos centramos en viajar al extranjero u otras ciudades del país. Es por esto que el Ayuntamiento de Salamanca, una vez pasado el invierno, ha reabierto el Pozo de Nieve a las visitas de turistas. Una manera de descubrir uno de los monumentos más peculiares y poco conocidos de la Salamanca del Siglo XVIII.

Se trata de una gran estructura de más de siete metros de profundidad que forma parte de las edificaciones anejas al Convento de San Andrés, el ‘Escorial Salmantino’ por su gran dimensióin. En él, nuestros antepasados almacenaban y conservaban la nieve que traían sobre mulos desde las sierras de Francia y Béjar para convertirla en hielo, que luego aprovechaban para fabricar helados o sorbetes, como conservante o con fines terapéuticos.

Salamanca Buenas Noticias se ha adentrado de la mano de la arqueóloga Elvira Sánchez en este lugar el día de la reinauguración de la actividad de visitas. Sin duda quien se acerque a disfrutar del Pozo de Nieve, saldrá sorprendido por los secretos que guarda. Se pueden visitar las caballerizas, parte de la muralla medieval de Salamanca, misteriosas galerías subterráneas que sumergen al visitante en las profundidades de la tierra…

Para acercarse a visitarlo de manera gratuíta, todos los lunes en la Oficina de Turismo (situada en la Plaza Mayor de Salamanca) se reparten invitaciones para acudir a realizar la visita guiada el fin de semana.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.