El Palacio de Monterrey abre sus puertas al público

Hoy se ha abierto al público una de las joyas arquitectónicas e históricas de Salamanca perteneciente a la Casa de Alba que se pone a disposición de todos los ciudadanos con la llegada a un acuerdo con el Ayuntamiento de la ciudad.

PAULA ZORITA

Hoy se ha abierto al público una de las joyas arquitectónicas e históricas de Salamanca perteneciente a la Casa de Alba que se pone a disposición pública con la llegada a un acuerdo con el Ayuntamiento de la ciudad. El Palacio de Monterrey, que data de 1539, abre sus puertas para mostrar los tesoros que tanto tiempo han permanecido en privado. De esa privacidad queda un ambiente totalmente cercano, con estancias habitables de las que se ha querido guardar esa esencia.

Bajo la dirección de Álvaro Romero Sánchez-Arjona, portavoz del Dpto. De Bellas Artes, archivo y biblioteca de la Casa de Alba, hemos podido conocer las estancias abiertas al público, que no son todas, pero sí las más importantes, como el dormitorio del Rey (en el que se quedaba el Rey Don Juan Carlos), o el despacho del Duque, con muebles de gran valor. Pronto, en Salamanca Buenas Noticias ofreceremos imágenes del interior del mismo, declarado en 1929 Monumento Nacional.

Más tarde se han dado cita tanto el Alcalde de Salamanca, Alfonso Fdez. Muñeco, como Pío García Escudero y el actual Duque de Alba, Carlos Fitz James Stuart y Martínez de Irujo, así como el Presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias. El actual Duque de Alba ha sido guía de lujo a los representantes institucionales, que no han perdido detalle de la visita al Palacio. Del acto se desprendía la cordialidad en este caso entre una institución privada, como es el caso de la Casa de Alba, que queda al servicio de una pública, el Ayuntamiento de la ciudad, para favorecer en todo caso a Salamanca y reforzar su patrimonio Cultural.

Después, en un acto institucional y con caras conocidas de la sociedad, cultura y política salmantina, se han dado cita en el Ayuntamiento de Salamanca para presentar formalmente la apertura del Palacio. Abrió el acto el Fernández Mañueco quien agradeció la disposición que la Casa de Alba ha tenido con el Ayuntamiento para trabajar en este proyecto que hoy es una realidad y que ofrece mayor dimensión al conjunto monumental y turístico de Salamanca: ‘Agradezco a la Casa de Alba y su actual representante, Carlos Fitz-James, quien desde luego está apostando por la que es su ciudad’.

‘En el año en el que se cumplen los 30 años de conmemoración desde que Salamanca fuese nombrada Ciudad Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, -prosiguió Mañueco-, éste es sin duda un acto de generosidad, también de inteligencia, digo de inteligencia porque la colaboración publico-privada en beneficio de las personas se pone de manifiesto con el acto de apertura del Palacio de Monterrey’.

Por su parte, el Duque de Alba, Carlos Fitz James Stuart y Martínez de Irujo, comenzó su discurso de una manera cercana y dando a entender la fuerte vinculación que le une a Salamanca: ‘me van a permitir que comience de forma personal, y es que estar en Salamanca y contemplar el Río Tormes me produce siempre gran emoción. No puedo olvidar que mi familia se vincula a estas tierras desde tiempos inmemoriables’.

‘Estos años, en el presente más inmediato de la Casa de Alba, he llevado a la práctica, -continuó el Duque-, una serie de ideas que llevaba madurando durante mucho tiempo. Estas ideas suponían una renovación conceptual en relación a cómo ha de gestionarse un patrimonio cultural privado y de cómo llevarlo a la práctica. En un primer momento abrimos el Palacio de Dueñas de Sevilla, que ha sido un atractivo añadido a esa bella ciudad, y ahora lo hacemos con el Palacio de Monterrey’.

El Presidente del Senado, estuvo presente esta mañana como pieza fundamental en la conservación de este Monumento, puesto que fue uno de los arquitectos encargados de la tercera restauración del Palacio de Monterrey en 1985: ‘para mi, volver a Salamanca es volver a recordar muchas cosas, y venir a este acto de apertura del Palacio Monterrey es un honor, puesto que recuerdo con nostalgia el momento en el que la Casa de Alba se puso en contacto para contar conmigo para la restauración del mismo. Hoy es un día para celebrar, celebrar la colaboración publico-privada, y que uno de los mayores monumentos platerescos de Salamanca, se ha puesto al día y abre sus puertas’.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.