El Consistorio estudiará recurrir ante el TS la sentencia del TSJCYL sobre la Ley de la Memoria Histórica

La postura del Gobierno Municipal ha sido siempre defender obras de arte que forman parte del Patrimonio Artístico de la ciudad, como es el Monumento a la Unificación de Núñez Solé y el mural del Salón de Plenos

Los servicios jurídicos del Ayuntamiento de Salamanca estudian recurrir ante el Tribunal Supremo la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, que obliga a retirar el Monumento a la Unificación del escultor Núñez Solé y el mural que representa hechos históricos salmantinos en el Salón de Plenos de la Casa Consistorial.

La postura del Gobierno Municipal ha sido siempre defender el Patrimonio Artístico de la ciudad, del que, según los informes técnicos, forman parte estas dos obras y que, por tanto, quedan fuera del ámbito de aplicación de la Ley al concurrir razones artísticas y sin suponer una exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la guerra civil y de la represión de la dictadura.

Los técnicos municipales consideran que el Monumento a la Unificación, ubicado en el Paseo del Doctor Torres Villarroel, no debía ser retirado porque está acreditada la eliminación de los elementos franquistas de la estatua.

De igual modo, los técnicos avalan que el mural, obra de Ramón Melero, sintetiza gráficamente tres siglos de historia de Salamanca y que se debe respetar el valor artístico de esta obra, que finalizó en 1962.
Por otra parte, el Ayuntamiento de Salamanca destaca que Izquierda Unida se retiró del proceso judicial al entender satisfechas sus pretensiones con las actuaciones emprendidas por el Consistorio para el cumplimiento de la Ley de la Memoria Histórica.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.