Javier Castaño: “Los toreros estamos acostumbrados a sentir miedo. Incluso lo echamos de menos cuando nos falta…”

El torero salmantino cumple este lunes con su único compromiso en la feria de San Isidro, que sin duda se presenta como una cita clave dentro de su decimoséptima temporada como matador de toros.

TONI SÁNCHEZ

Diecisiete años de alternativa respaldan la trayectoria del salmantino Javier Castaño, que este lunes cumplirá con su único compromiso en la madrileña Feria de San Isidro. El salmantino se ha preparado a conciencia durante todo el invierno de cara a un festejo que se presenta muy importante para el devenir de su temporada. “Voy a Las Ventas con mucha ilusión, y también con el lógico miedo y responsabilidad que entraña Madrid”, afirma Castaño en su entrevista con Salamanca Buenas Noticias apenas cuarenta y ocho horas antes de que la música suene en el coso de la calle Alcalá para que dé comienzo el paseíllo.

 

SBN: ¿Cómo están siendo estos últimos días de preparación?

JC: Con mucha intensidad y con ganas de que llegue ya el día y aflore todo lo que llevo dentro. Sólo deseo que se vea reflejado en la plaza lo duro que he entrenado este invierno. Estoy con mucha ilusión, y también con el lógico miedo y responsabilidad que entraña Madrid.

SBN: Más allá del toreo de salón, ¿cómo se prepara un torero física y mentalmente de cara a una cita en Madrid?

JC: De hace unos años para acá los toreros nos preparamos mucho físicamente, y el campo nos ayuda muchísimo a ello, no sólo por torear sino también por estar metido en tu ambiente, hablando con profesionales. Además, es importante estar fresco mentalmente delante de los toros para que fluya todo con mucha más claridad.

SBN: Una vez que esa preparación tan completa ha finalizado, ¿cómo te encuentras ante el compromiso del lunes?

JC: Madrid implica muchísimas sensaciones y todo eso hay que saber canalizarlo. Los días antes de Madrid no soy el único que tiene esa incertidumbre, esa responsabilidad y ese miedo, porque todos los toreros la tenemos. Lo bonito de eso es saberlo asumir y contrarrestarlo con toda la ilusión y la ambición del mundo.

SBN: Con tantos años de experiencia a tus espaldas, ¿pesa menos Madrid?

JC: No, ni mucho menos. Madrid pesa siempre, ya estés empezando o con muchos años de alternativa. Las tardes en Las Ventas siempre pesan, pero es lógico y normal porque esta plaza es importante para todos los toreros, sea cual sea su situación, pero si encima vas con ambición y la seguridad de que vas a hacer un esfuerzo, Madrid pesa todavía más.

SBN: ¿Cómo se vive con ese miedo y esa incertidumbre?

JC: Los toreros estamos acostumbrados a soportar este tipo de presiones y miedos, y es hasta bonito. Lo echamos de menos cuando nos falta…

SBN: Aunque ya sabes lo que es salir a hombros en Madrid como novillero en el año 2000, se resiste esa Puerta Grande como matador de toros…

JC: La verdad que me encantaría, para que voy a decir otra cosa. Ojalá los toros de Partido de Resina ayuden para poder mostrar todo lo que llevo dentro y si Dios quiere, y puedo salir a hombros por la Puerta Grande, pues bienvenido sea.

SBN: Llevas muchísimos paseíllos en la plaza más importante del mundo, y a pesar de que ha habido muchas tardes importantes, con instantes que quedarán grabados en la retina de todos los aficionados, falta ese triunfo rotundo que sigues buscando.

JC: Son un montón de tardes en Madrid, y soy un torero al que se me ha respetado mucho además de hacerlo toreando con las corridas duras. La afición de Madrid me ha valorado siempre muy bien pero sí es cierto que falta ese triunfo rotundo como matador en Las Ventas y ojalá pueda llegar el lunes.

SBN: ¿Te sientes, por tanto, como un torero respetado por la afición de Madrid?

JC: Ni en Madrid ni en ningún sitio me he guardado nada. Unas veces se da mejor y otras peor pero nunca me he guardado nada, y en Las Ventas  siempre me han respetado y valorado mucho. Eso es importante.  De hecho, han sido varias veces las que me han hecho saludar desde el tercio después de hacer el paseíllo y eso es muy bonito.

SBN: Más allá de la Puerta Grande, ¿qué objetivo te marcas para esa tarde del lunes en Las Ventas?

JC: Lo importante es estar fresco de ideas y que la gente te vea preparado, con ganas y con madurez delante de los toros y seas capaz de solventar los problemas que se puedan presentar.

SBN: ¿Cómo puede influir un triunfo en Madrid de cara al resto de la temporada?

JC: En toreros como yo, que tenemos que ir ganándonos los contratos a diario, influye mucho. Influye el hecho de conseguir un triunfo, pero también la capacidad y la imagen que des delante de los toros. Todo el mundo, taurinos y no taurinos, están pendientes de lo que pasa en San Isidro y todo tiene muchísima repercusión, por lo que todo lo que hagas tiene mucha importancia.

 

Fotografías: www.las-ventas.com

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.