La sala de cine de la Filmoteca de Castilla y León lleva desde hoy el nombre de Juan Antonio Pérez Millán

Tanto la Junta de Castilla y León, como el Ayuntamiento de Salamanca y la Diputación han querido recordar así el legado de Juan Antonio Pérez Millán, quien fuese director de la Filmoteca hasta 2013.

PAULA ZORITA

Hoy se ha celebrado en la Filmoteca de Castilla y León, cuya sede se encuentra en nuestra ciudad, un pequeño homenaje a Juan Antonio Pérez Millán, quien fuera coordinador de la institución hasta 2013. La sala de cine del edificio en el que se encuentra la Filmoteca llevará desde hoy su nombre. De esta manera se sigue recordando al recientemente fallecido y su legado importantísimo. Tras la intervención de la Concejala de Familia e Igualdad, Cristina Klimowitz, del Diputado de Cultura, Julián Barrera y la Directora de Políticas Culturales de la Junta, Mar Sancho, se ha proyectado cine en la sala, como así hubiese querido el homenajeado.

Así lo ha querido reconocer Mar Sancho en sus declaraciones: ‘seguimos viviéndolo y recordándolo y lo hacemos en esta ocasión dándole su nombre a esta sala de la Filmoteca. Ese lugar donde la vida se apaga durante el tiempo que estamos dentro y se transforma en sueños y de esa manera queremos seguir teniendo presente el legado del que fue el impulsor y coordinador de esta Filmoteca durante tanto tiempo que continua con su trabajo e impulsando la recuperación, difusión y divulgación de nuestro patrimonio audiovisual y fotográfico’.

También la actual coordinadora, Mayte Conesa, por su parte ha explicado en qué iba a consistir la proyección tras el acto homenaje: ‘dentro del apartado de imágenes recuperadas ‘El cine en la memoria’, uno de nuestros ciclos habituales tres joyas espectaculares: ‘Viaje a Tierra Santa’, ‘El León envejecido’ y una cosa salmantina muy breve que es un paseo por la Salamanca de los años 20′.

Por su parte, Julián Barrera, Diputado de Cultura, quiso destacar el lado más humano de Pérez Millán: ‘aunque no lo conocí personalmente me consta que era magnífica y excelente persona entregada siempre a su trabajo y a sus compañeros. Tenía un gran amor por Salamanca y por ello trabajó para recuperar ese patrimonio cultural y etnográfico que le preocupaba mucho perder y que perdiésemos la identidad salmantina’.

Cristina Klimowitz, ya en el acto previo a la proyección de las películas, añadió unas palabras cercanas dirigidas a la viuda de Pérez Millán: ‘querida Lola, tú sabes por qué estamos aquí. Este merecido homenaje de las tres instituciones a Juan Antonio Pérez Millán es algo que queremos brindártelo a ti también porque ha sido amigo, compañero y ha sido una persona que ha vivido por y para su trabajo, un apasionado del cine y de la vida y como tal lo tenemos en nuestro recuerdo’.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.