La hidratación, la protección frente al sol y a los mosquitos y los cuidados alimentarios, claves para disfrutar del verano

La Junta de Castilla y León intensifica las medidas sanitarias preventivas para proteger la salud de los ciudadanos en los meses de verano.

TONI SÁNCHEZ

El director general de Salud Pública, Agustín Álvarez Nogal, junto al delegado territorial, Bienvenido Mena, y la jefa del Servicio Territorial de Sanidad, Manuela Plaza, han presentado esta mañana en la Delegación Territorial de Salamanca, las actuaciones que la Junta de Castilla y León desarrollará para proteger y cuidar la salud de sus ciudadanos durante la época estival.

Agustín Álvarez Nogal ha explicado las medidas que recoge el ‘Plan Estival 2018’, destacando en todo momento que la prevención es clave para poder disfrutar de un verano tranquilo. Además señaló que la Junta destina 70 millones de euros al fomento de la salud, atendiendo a tres campos de actuación: la prevención, la promoción y la protección de la salud de los ciudadanos. “En verano pasamos más tiempo en la calle y nos desplazamos más que en invierno, por lo que debemos tener cautela con ciertos aspectos para evitar sustos”, afirmó el director general de Salud Pública.

Las previsiones de altas temperaturas y sus avisos se comunican con cinco días de antelación, con el fin de minimizar el impacto de las olas de calor en la población, con atención especial a los mayores, niños, personas que viven solas, trabajadores al aire libre, etcétera… “Nos preocupa cuando las temperaturas mínimas no descienden, y es entonces cuando activamos este protocolo para minimizar el impacto”, afirmó Álvarez Nogal, quien indicó que es “sumamente necesario protegerse con crema solar adecuadamente para evitar melanomas y permanecer continuamente hidratado y caminar por la sombra en la medida de lo posible para evitar los golpes de calor”.

El calor no sólo afecta a las personas, sino también a los alimentos, produciéndose más intoxicaciones alimentarias en los domicilios que en los establecimientos hosteleros. Para evitarlo, se deben seguir las pautas indicadas en el portal de salud de la Junta de Castilla y León, entre las que se recogen lavar los productos alimentarios con agua potable, separar alimentos crudos de cocinados, no consumir alimentos perecederos que hayan sido expuestos a la temperatura ambiente, …

Por último, se hizo mención a la protección frente a la picadura de mosquitos, con atención especial a las del mosquito tigre, chinches y garrapatas, indicándose que en este último caso de encontrar una en el cuerpo de una persona se acuda a la mayor brevedad posible a un centro sanitario para que le sea extraída, en lugar de hacerlo en casa a través de métodos tradicionales.

El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Salamanca, Bienvenido Mena, afirmó: “Se trabaja muy duro y de manera silenciosa durante todos los meses del año, pero prevenir y seguir los consejos básicos que aquí se han dado es fundamental para disfrutar del verano sin ningún tipo de contratiempo”.

 



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.