Salamanca, un oasis en el desierto para los niños saharauis

Poder vivir de cerca los primeros días de las 'Vacaciones en paz' de los niños saharauis que llegan a nuestra ciudad en estas fechas, te hace sentir un cúmulo de sentimientos casi indescriptibles.

PAULA ZORITA

Poder vivir de cerca los primeros días de las ‘Vacaciones en paz’ de los niños saharauis que llegan a nuestra ciudad en estas fechas, te hace sentir un cúmulo de sentimientos casi indescriptibles. Se abre ante esos niños un mundo nuevo que, por un tiempo, les llevará a salir de la realidad que les atrapa en el Sahara, y además a librarse de las condiciones climáticas adversas que hay ahora mismo en el desierto, en el que se alcanzan temperaturas de 52 grados.

En las miradas de estos niños que bajan del autobús para ser recibidos por sus familias de acogida, se ve felicidad. La felicidad del reencuentro y también la del saber qué les espera en el caso de no conocer la ciudad ni las personas con las que van a vivir estos dos meses de verano. ‘Vacaciones en paz’ es una iniciativa del Ayuntamiento de Salamanca y la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui y tutelado por el Servicio de Protección a la Infancia de la Junta de Castilla y León que se lleva celebrando, con esta, veintiún años ya.

Un año más, Ángeles Giménez, la presidenta de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui, valora positivamente estas acogidas durante los meses estivales y que llegaron ayer en una segunda tanda de niños: ‘han venido en esta ocasión 24, nos hubiese gustado traer más, pero estamos muy contentos porque hemos superado a los del año pasado y en relación al resto de Castilla y León hemos crecido’.

Giménez ha querido señalar la importancia que tiene que los niños pasen un par de meses alejados de una situación que tristemente no cambia de un año para otro en los campos de refugiados de donde provienen estos niños: ‘la situación casi va a peor y no hay solución ninguna para cambiarla. El nuevo gobierno no ha dicho nada sobre esta situación y espero que esta vez tomen alguna decisión positiva para nuestros amigos saharauis, que no debemos olvidar que fueron españoles’.

Los niños que llegaron ayer mismo a nuestra ciudad, son los que completan el grupo de 24 que en total pasarán unas ‘Vacaciones en paz’ con sus familias. Ana, una de las madres integrantes de una familia de acogida, afirma que esta experiencia es ‘muy recomendable y satisfactoria’. Ana y su marido han visitado los campos de refugiados del Sáhara donde conocieron al niño que este verano estará en su casa, ‘llevamos cinco años acogiendo niños, pero éste es el primer año que viene el que conocimos en nuestro viaje y estamos felices’.‘Te dan todo y les das todo, es una experiencia maravillosa y muy gratificante’.

El grupo de pequeños ha visitado hoy en su segundo día en la ciudad el Ayuntamiento de Salamanca en una recepción que Alfonso Fernández Mañueco les ha hecho en el Salón de recepciones. Algunos llevan años viniendo a nuestra ciudad por lo que hablan español perfectamente, y han coincidido en afirmar que les encanta la piscina, los amigos y la playa (cuando se van con las familias a otros lugares de España). Sin duda, Salamanca es para estos niños un verdadero oasis en el desierto, nunca mejor dicho.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.