Isaac Tapia (Spasmo): ‘trabajar en lo que más nos gusta es nuestra mayor pretensión, no necesitamos más’

Llevan más de 25 años juntos y, aunque no les hace falta presentación, por aquello de contextualizar, diré que Spasmo Teatro es una de las tres compañías teatrales de humor gestual más importantes que existen en España.

PAULA ZORITA

Llevan más de 25 años juntos y, aunque no les hace falta presentación, por aquello de contextualizar, diré que Spasmo Teatro es una de las tres compañías teatrales de humor gestual más importantes que existen en España, y son salmantinos. Siempre han sabido conjugar la cotidianeidad de las cosas con un humor que llega a la platea y que hace que cada espectáculo sea diferente.

Después de tanto tiempo en el que han ‘tocado’ todos los palos, desde malabares a teatro puro y duro, Spasmo se quedó con el teatro gestual que siempre ha compaginado con el teatro de calle. De esta última modalidad se trata el espectáculo que esta misma tarde y el próximo día 13 representarán dentro del ‘Festival de Calle’ de Ferias y Fiestas 2018. Una propuesta en la que se han inspirado en algo tan nuestro como ‘El Cielo de Salamanca’. La titulan Planetarium, y tras la charla mantenida con Isaac Tapia, uno de los integrantes de Spasmo, hemos conocido en primicia una de las figuras volumétricas que saldrán en el pasacalles, además de los secretos de este espectáculo que está a punto de ‘salir del horno’. Me adentré con ellos en su particular y desastrosa ‘fábrica de sueños’, ¡toda una experiencia!.

SBN: Muchos años juntos, toda una vida… muchos escenarios, horas juntos, kilómetros juntos… ¿Cuál es el secreto para seguir manteniendo la frescura en cada espectáculo nuevo?

IT: Quizá una de las cosas que tiene buenas este trabajo es precisamente la ilusión de hacer un nuevo proyecto, eso es lo que nos motiva a crear algo nuevo cada año aproximadamente. Cada vez que acabamos un proyecto, automáticamente comienzan a salir ideas para el siguiente. Pensamos siempre en la espectación que creamos en el público, y eso nos anima y nos ayuda a sacar ideas.

SBN: Hace mucho por supuesto, eso que digo… tanto tiempo juntos, esa conexión que existe entre vosotros…

IT: Exacto, ¡parece que tenemos las cabezas conectadas! Cada uno tiene sus ideas pero todos seguimos la misma línea, lo que facilita mucho a la hora de crear un espectáculo nuevo.

SBN: 25 años son muchos años… supongo que habrá habido cambios y evolución, ¿qué se mantiene desde esos inicios y qué ha cambiado en vosotros?

IT: Si hemos de hablar de evolución, sin duda hablaremos de que hemos evolucionado actoralmente; no tiene nada que ver lo que damos ahora y la profesionalidad con la que ahora estamos encima de un escenario a lo que hace tiempo era para nosotros un pasatiempo. Hemos ido aprendiendo porque hemos tenido la suerte de trabajar con mucha gente. Has hablado antes del Barrio de la Vega y hemos ‘nacido’ en el Gran Café Teatro de la Vega, donde hemos trabajado con los mejores de Salamanca. Gente como Maribel Iglesias, que fue nuestra mentora y primera directora, actores de la talla de Miguel Martín… De esos referentes y de la gente con la que hemos trabajado luego, hemos aprendido muchísimo y a nivel creativo también hemos evolucionado.

SBN: Y lo más difícil… ¿qué se mantiene, Isi?

IT: Lo más difícil es estar los cuatro juntos a estas alturas y trabajar en este mundo y vivir de ello. Cada uno tenemos nuestro punto de vista sobre la vida, y sin embargo, tenemos la conexión como personas, somos prácticamente hermanos. Tenemos mucha confianza en el grupo y la hemos tenido siempre. Esta es nuestra forma de vida. A la gente le sorprende que llevemos tantos años juntos porque se puede entender que cada uno tiene sus intereses, pero el más importante es este proyecto conjunto, éste es nuestro interés principal.

SBN: Tenéis algo nuevo que ofrecer esta tarde a todos los salmantinos, un estreno en el que hacéis cosas que no habéis hecho nunca, pero una vez más la cotidianeidad os acompaña…

IT: Como bien sabes, hemos compaginado siempre el humor gestual en teatro de sala con el teatro en la calle o pasacalles. Siguen demandándonos teatro de calle y en esta propuesta en concreto nos inspiramos en el Cielo de Salamanca, algo muy representativo de la ciudad para adaptar una serie de representaciones volumétricas, sí, ¡hinchables!, (dice entre risas), y junto con una de las técnicas que usamos en nuestra última propuesta de sala, que es el videomaping, jugar con las proyecciones, espectáculo itinerante… de cara a sorprender a toda la familia.

SBN: ¿Dónde os van a poder ver los salmantinos, cuál es el itinerario?

IT: Saldremos de la iglesia de San Esteban, iremos por Palominos, Compañía, Monterrey… subiremos de nuevo Compañía y por libreros hasta la Fachada de la Universidad que es donde terminará el espectáculo.

SBN: Me decías que con cada espectáculo, y con este no es menos, siempre queréis sorprender a la gente… ¿lo conseguís?

IT: ¡Yo creo que sí que lo conseguimos! Porque siempre nos proponemos dar algo nuevo en cada espectáculo. Ten en cuenta que tenemos público nuevo, al que podemos llamarle la atención con lo que hacemos, pero también tenemos un público que nos sigue a todas partes.

SBN: Isi… ¿reconocimiento de ese público vuestro del que me hablas, o reconocimiento de profesionales y crítica? ¿Con qué os quedáis vosotros?

IT: A nivel personal, y creo que también hablo por mis compañeros, lo más importante es que estamos haciendo lo que nos gusta y tenemos el privilegio de vivir de ello. El reconocimiento de la gente está muy bien, en redes sociales también… pero la sensación de estar con los cuatro amigos de toda la vida, haciendo un proyecto que salió de la nada y ahora estar viviendo 5 familias de ello… pues es lo más gratificante para nosotros. Hombre… ¡todo halago de profesionales también se agradece!, pero venir cada día a trabajar porque te ilusiona, te hace sentir muy realizado.

SBN: Estrenar en Salamanca… siempre es un handicap, supongo…

IT: Hombre, nervios son los mismos en cualquier sitio los que pasamos antes de un estreno, pero claro, aunque al público de Salamanca ya lo tenemos ‘educado’, queremos soprenderles como hablábamos antes. Nos crea mucha incertidumbre el reto de ver cómo van a responder.

SBN: ¿Os consideráis personas con grandes pretensiones profesionales o quizá materiales?

IT: ¡Claro, yo sueño con comprarme el BMW más grande de la gama! (dice entre risas)… No, en serio, para nosotros nuestro fin es poder vivir de lo que nos gusta y no esperamos una gran oferta de una gran productora. Trabajar de una forma independiente y lo gratificante que es crear algo… para nosotros es nuestra mayor pretensión, seguir haciendo esto porque esto nos hace tener los pies en la tierra y es uno de los ingredientes de la compañía.

Ese es el principal ingrediente sin duda, Spasmo mantiene los pies en la tierra y su trabajo se ve recompensado, entre otras cosas porque tienen un carisma y una forma de actuar que atrapa a todo aquel que los ve. Tuve la suerte de estar entre bambalinas con ellos durante mucho tiempo y doy fe de que son chicos de barrio a los que lo que más les gusta es hacer reír a la gente y hacer que, tanto quienes están a su alrededor, como quien puede disfrutar de verlos sobre el escenario, olvide por unas horas sus problemas. Hoy llegan con Planetarium y pronto estarán en el Auditorio Calatrava (próximo día 23) con ‘El Mundo Lirondo’, su último espectáculo de sala.

SBN: Chicos… ¡mucha mierda!, ha sido un placer volver a charlar con vosotros.

IT: ¡El placer es nuestro, muchas gracias!



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.