El clown y las acrobacias, protagonistas del martes

La Plaza de Anaya y el parque de La Alamedilla volvieron a ser los epicentros de el Festival de Artes de Calle.

TONI SÁNCHEZ

La tarde del martes festivo en Salamanca estuvo marcada por las funciones teatrales programadas dentro del XII Festival de Artes de Calle, que en esta ocasión corrieron a cargo de La Tal, D’Click y Lanórdika. La primera de ellas puso en escena la obra ‘Carrilló’, en la que los caballeros y los payasos llenaron el escenario de la Plaza de Anaya con un reloj gigante mágico que sembró de curiosidad y humor a todos los asistentes al espectáculo.

La Alamedilla acogió la representación de ‘Isla’ a cargo de D´Click, basada en un trabajo del cuerpo y del movimiento con las herramientas más circenses como la acrobacia, el mástil chino y el equilibrismo. Todo ello se integró dentro de un espectáculo que recordó a la sutil frontera existente entre el teatro y la danza, entre el circo y el riesgo o entre la magia y el sueño.

Lanórdika puso el punto final a la segunda jornada del Festival de Artes de Calle en la Plaza de Anaya representando ‘Rojo estándar’ en el que dos seres opuestos se encontraron en una escena bañada por el surrealismo, y donde los colores marcaron su propio ritmo. El amor, guiado por el circo y la danza fue una pieza clave durante todo el espectáculo que se plantea al espectador como un viaje a través de las emociones, los encuentros y los desencuentros.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.