ADAVAS Salamanca: ‘creemos que enseñar a reflexionar es base en la educación contra la Violencia de Género’

ADAVAS es una salida más para aquellas mujeres que sufren malos tratos o algún tipo de violencia sexual pero no sólo se quedan en la asistencia, sino que también trabajan en la prevención.

PAULA ZORITA

Son jóvenes, mujeres, luchadoras y están al frente de la Asociación ADAVAS Salamanca (Asistencia Víctimas Violencia Sexual y de Género). Raquel y Charo son Presidenta y Coordinadora de la Asociación. Digamos que ostentan los cargos por pura jerarquía organizacional, pero en esta asociación, que hoy conocemos de cerca en Salamanca Buenas Noticias, trabajan ‘por y para’ todo aquello que puedan alcanzar. Esa es la filosofía de esta organización que nació en 1994 y que es una Entidad Acreditada que forma parte de la Red de Asistencia a Mujer Víctima de Malos Tratos de la Junta de Castilla y León. ADAVAS atendió el año pasado a 153 mujeres de las que 38 fueron atendidas por violencia sexual; del primer semestre se desprende la cifra de 117 atendidas, 33 más que en el mismo periodo del ejercicio anterior.

ADAVAS es una salida más para aquellas mujeres que sufren malos tratos o algún tipo de violencia sexual pero no sólo se quedan en la asistencia, sino que también trabajan en la prevención en colegios, institutos y en cualquier lugar donde haya un hueco para ser escuchadas. Y tienen mucho que decir, porque cualquier testimonio cercano a esta lacra social, puede repercutir en la mente del ciudadano. Ese es otro de los fines que persiguen con la prevención: implicar a la mayor parte de la sociedad en esta problemática que, por desgracia, existe desde hace mucho tiempo.

PZ: Me gustaría saber un poquito más en qué consiste vuestro trabajo y plan de acción dentro de ADAVAS:

CHARO: Tenemos dos líneas principales de trabajo, una de ellas es la prevención de la violencia sexual y de género y la asistencia a las víctimas. Desde ahí desarrollamos los dos proyectos más importantes y dentro de cada uno de ellos el servicio se compone de diferentes profesionales. El tema de prevención y sensibilización lo trabaja Raquel. Lo que nos mueve es dar siempre un buen servicio y erradicar la violencia de género.

PZ: Me decíais en en cuanto a prevención trabajáis con cualquier tipo de población pero os centráis en algo en concreto…

CHARO: Sí, con cualquier tipo de población, igual que la formación, pero sí que es verdad que desde que comenzamos la andadura hemos querido trabajar esa prevención con adolescentes y menores. Ese es el proyecto más grueso de la entidad, aunque es cierto que allá donde nos llamen allí estaremos.

PZ: Importantísima esa prevención, pero… ¿cuando ya ha aparecido la violencia? Ahí vosotras jugáis un papel fundamental…

CHARO: Sí, la Asistencia cuando ya ha aparecido la violencia es primordial. Nosotras con agresores no trabajamos, sólo con las víctimas. Tanto directamente como indirectamente, es decir, también trabajamos con familiares o gente cercana a quien la sufre.

PZ: ¿Qué se les ofrece cuando llegan aquí a solicitar ayuda?

CHARO: Pues va desde lo más básico como puede ser información o asistencia social y jurídica y la psicológica. Para este tipo de ayudas más específicas tenemos gente preparada para ello.

PZ: Charo, es más recurrente venir aquí o antes acudir antes a la Policía, o desde aquí les ayudáis si no han ido a tramitar las denuncias…

CHARO: Pues hay de todo, vienen pesonas que ya han pasado por poner la denuncia en la Policía y luego vienen aquí. Hay personas que vienen al cabo de los años, tanto en agresiones sexuales como por violencia en casa y que han salido de esa situación pero siguen necesitando apoyo, y luego hay personas que vienen dependiendo en qué momento de la relación de violencia esté… cada caso es un mundo, la verdad.

PZ: Es decir, prestáis la atención que demande cada caso…

CHARO: Claro, el trabajo siempre se plantea y se trabaja la demanda con la persona, y en función de lo que quiera hacer así se estructura el procedimiento nuestro de ayuda y trabajo. Otra cosa es que tú te planteas un trabajo a largo plazo. Hay personas que vienen y siguen en la relación de violencia y no hay un tiempo específico para que reciba nuestra ayuda.

PZ: Durante todos estos años habréis visto historias con final feliz y otras que no lo son tanto… Todos los días hay casos de violencia de género… ¿Cómo os lo tomáis vosotras, como un paso atrás quizá o como algo para seguir adelante?

RAQUEL: Es muy complicado… no sé qué le pasará a Charo, pero yo, según el día que tenga me afecta más o menos. Hay veces que te preguntas… ¿qué es lo que estamos haciendo mal, por qué nuestro mensaje no llega a la gente?. Lo bueno es quizá que se visibiliza más, no se oculta como antes, que siempre lo ha habido y nunca se denunciaba, pero lo que llega a los medios de comunicación es la cúspide de la montaña, que es básicamente la terrible noticia del asesinato de una mujer… pero hay mucho más que no sale. Pero una cosa está clara: no podemos tirar la toalla.

PZ: Y a la contra, hay momentos muy satisfactorios, imagino…

CHARO: Sí, nos encantaría que la gente conociese la otra cara de esto. Cuando las mujeres se recuperan, salen de la situación en la que se encuentran, rehacen su vida… Nos encantaría gestionar esto y que saliese más en los medios, pero muchas veces las mujeres son ‘celosas’ de su intimidad, sobre todo en una ciudad pequeña como es Salamanca. Pero sin duda, nos quedamos con esos casos, aunque a veces no podemos evitar que los que más nos marquen sean los de final no tan feliz.

PZ: Tratar con estas mujeres, además, es un tema muy delicado y animarlas a denunciar supongo que también lo es…

CHARO: Pues sí, y precisamente esas publicaciones de las que hablamos, a veces no ayudan, porque si ven el final al que ha llegado otra mujer, eso puede frenar a otras a la hora de denunciar.

RAQUEL: Además es que es muy complicado, porque se les da toda la responsabilidad a ellas. ‘Tienes que denunciar’, ‘Tienes que hablar’… ‘Hazlo por nosotros’… son frases que llevan a fuego las mujeres en este tipo de situación. Y creo que hay que darle la vuelta a eso y que el entorno y la sociedad ayude a terminar con esto.

PZ: En cuanto a prevención se refiere me habéis comentado anteriormente que sobre todo la trabajáis con jóvenes…

CHARO: Atendemos a muchos menores de edad, sobre todo por violencia sexual. Al 73% de los que atendimos fue por delitos sexuales. Sí que es cierto que de los casos atendidos un alto porcentaje era de menores de edad. Luego también es constante el goteo de personas adultas que quizán han sufrido también violencia sexual en la infancia y a lo largo de la madurez deciden denunciarlo o simplemente contarlo.

RAQUEL: A mi lo que más me hace sentir bien es por ejemplo que una de las adolescentes que había participado en uno de mis talleres, dejó a la pareja. No sé si hubo violencia física, pero desde luego había un maltrato psicológico, chantaje, etc.

PZ: ¿Y cómo percibís la mentalización sobre este tema de la juventud?

RAQUEL: Creo que es fundamental enseñarles a que reflexionen, en todo. En letras de canciones, en acciones que ven en los medios, en gestos, en cualquier cosa. Enseñarles a reflexionar es primordial y que sean críticos con lo que les rodea.

PZ: ¿Veis la ‘luz’ al final del túnel, quiero decir, habrá un cambio aunque sea a largo plazo?

CHARO: Es una carrera de fondo. Yo ya no voy a ver probablemente que se haya erradicado la violencia de género, o la tendencia machista. Pero para empezar, el hecho de que la gente tenga una posición crítica ante sus actos y los de los demás, que reflexionen, etc. ya es un avance para el futuro. Hay unos patrones culturales de comportamiento que no los vamos a cambiar a golpe de ley, ni de hoy para mañana, debe ser un trabajo global pero a largo plazo.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.