La Diputación solicita que las edificaciones de piedra seca de la provincia se cataloguen como Patrimonio inmaterial por la UNESO

El informe elaborado por el Instituto de las Identidades de la Diputación pone énfasis en que la provincia de Salamanca ofrece incontables ejemplos bien visibles de dicha técnica constructiva de la piedra en seco.

La Comisión de Cultura de la Diputación, a propuesta del Instituto de las Identidades, ha acordado por unanimidad en su última sesión “elevar ante Pleno de la Diputación una propuesta de acuerdo para solicitar de la Junta de Castilla y León que realice las gestiones oportunas ante el Gobierno de España y la UNESCO, para la inclusión de la región de Castilla y León o, cuando menos, de la provincia de Salamanca, en la relación de áreas geográficas de referencia que forman parte del dossier de la candidatura nº 01393, aprobado el 28 de noviembre de 2018, y que integra ‘El arte de la construcción en piedra seca: conocimientos y técnicas’ en la Lista representativa del patrimonio cultural inmaterial de la humanidad.

La Comisión de Cultura acordó, además, “ofrecer todo el apoyo que desde la Corporación Provincial, a través del Instituto de las Identidades, requiera la Junta de Castilla y León para resolver esta laguna, ya que resulta innegable el carácter identitario de esta técnica de la construcción en piedra seca en sus múltiples aplicaciones, como parte irrenunciable del legado cultural tradicional de la provincia de Salamanca”.

En la propuesta de la Diputación de Salamanca se constata la ausencia de la Comunidad Autónoma de Castilla y León entre las españolas (Andalucía, Aragón, Asturias, Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura, Galicia e Islas Baleares) que se habían adherido a un dossier de solicitud, en el que figuraban también otros países como Croacia, Chipre, Francia, Grecia, Italia, Slovenia y Suiza.

El informe elaborado por el Instituto de las Identidades de la Diputación pone énfasis en que la provincia de Salamanca (junto a otras de la Comunidad, como es el caso específico de la de Zamora) ofrece incontables ejemplos bien visibles de dicha técnica constructiva de la piedra en seco, tanto en la arquitectura tradicional principal (la casa y dependencias anejas) como en la secundaria y auxiliar fuera de los núcleos urbanos (paredes y cercas, chozos, gallineros, pocilgas, chiviteros, tenadas, fuentes, arrimaderos y otras).

Asimismo, señala que “la funcionalidad, la diversidad de la piedra empleada -conforme a la identidad geológica del territorio: pizarra, granito, cuarcita…-, así como los diseños constructivos, ofrecen un repertorio tipológico de enorme interés, que debe ser reconocido justamente e incorporado al listado del patrimonio inmaterial de la humanidad de la UNESCO, como parte significativa de las identidades provinciales salmantinas.”

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.