El debate a pie de calle en Salamanca se inclina por endurecer las leyes contra violadores y asesinos

El debate está en la calle, y quisimos tomar el pulso de lo que los salmantinos piensan y sienten a raíz de este último caso de violencia machista.

PAULA ZORITA

Cada vez se conocen más datos de la brutal muerte de Laura Luelmo en El Campillo, última mujer víctima de la llamada violencia de género y que resulta una gran lacra social. Ayer veíamos cómo sus compañeros de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Salamanca (donde Laura estudió) repudiaban este asesinato y cientos de personas, de manera espontánea se unían a esta manifestación pacífica bajo el grito de ‘ni una más’. El debate está en la calle, y quisimos tomar el pulso de lo que los salmantinos piensan y sienten a raíz de este último caso de violencia machista.

De manera anónima, fueron muchos los que quisieron opinar sobre éste hecho y la mayoría coinciden en que se deberían endurecer las penas para los agresores y asesinos. Hombres y mujeres jóvenes y no tan jóvenes. Padres, madres, hijos y hermanos… todos sienten esta pérdida como cercana y se emocionaron con el acto vivido ayer en la Plaza Mayor. Así, un hombre afirmaba: ‘me parece una barbaridad lo que ocurre y que una chica no pueda salir sola por donde quiera, es que no tiene ni nombre.  Esta gente debe estar encerrado cuanto más tiempo mejor porque las leyes no son lo suficientemente dura. Tenemos hijas de esa edad y de la misma profesión que Laura… no hay palabras’.

Otro hombre califica los hechos de ‘indignantes’, a la vez que se suma a la opinión de que endurecer la ley sería lo más beneficioso: ‘lo que no puede seguir pasando es que no legislemos, porque estamos en caliente y vamos a seguir así siempre. Creo que cualquier violador o asesino no deberían poder salir tan fácilmente como salen de la cárcel’. Una mujer joven también opina que ‘endurecer la ley sería la única solución porque lo que está claro es que la solución no es que una persona con antecedentes esté en la calle como si nada’.

Los sentimientos, según afirmaba una mujer ‘son de tristeza y mucha rabia, es lo que sentimos todos’. A la vez que un joven que estuvo presente en el acto en repulsa contra el asesinato de Laura Luelmo afirmaba que ‘se me han puesto los vellos de punta de ver unida a tanta gente y de tantas edades diferentes. Creo que todos debemos luchar por esto y me conmueve que hay gente que piense que todos somos iguales’.

Por último, otro hombre adulto declaró que ‘siento una enorme tristeza y nosotros también estamos sufriendo esta lacra. Lo que hay que sacar claro de aquí es que las mujeres tienen que estar al mismo nivel que los hombres. Esto tiene que terminar ya… a ver si los políticos aprenden y quien lo haga que lo pague pero de por vida’.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.