¿Quieres ser el anfitrión perfecto estas Navidades?

Te damos algunos consejos muy sencillos para que sepas cómo colocar adecuadamente todo sobre la mesa en estas fechas de celebraciones familiares.

Si por algo se caracterizan las fechas navideñas en las que estamos ya prácticamente inmersos, a parte de por los regalos, es por las comidas familiares en días tan señalados como Nochebuena, Navidad, Nochevieja, Año Nuevo o el Día de Reyes. Cuando se nos invita a estas celebraciones no solemos tener ningún problema ni ningún quebradero de cabeza más allá de la ropa a elegir para tal evento. Pero, ¿y si somos los anfitriones? ¿Sabemos preparar una mesa para una cena de Nochebuena o una comida el Día de Reyes? En esos momentos de prisas y nervios, las dudas asaltan nuestros hogares y no sabemos muy bien cómo disponer los cubiertos encima de la mesa, qué plato utilizar primero o cómo tenemos que colocar las servilletas. A continuación te vamos a dar unos consejos muy básicos para hacerte estas Navidades más fáciles en ese sentido si tienes que organizar una reunión familiar de este tipo.

En primer lugar debemos atender a qué mantel desplegar sobre nuestra mesa. Los expertos en protocolo aconsejan que sea de una sóla pieza, colgando unos 35 centímetros por igual por todos sus lados. También podemos usar un cubremantel para hacer contraste con el mantel y un muletón para darle consistencia. Los colores como el rojo, el ocre y el dorado son ideales para estas fechas tan señaladas. La servilleta se puede colocar en cualquier lugar, salvo dentro de las copas. En cuanto a la colocación de los platos a utilizar durante el convite, señalar que es preciso colocar un bajoplato que será el plato plano más grande que tengamos en la vajilla. En el bajoplato nunca se come y los demás platos se irán colocando encima en forma piramidal, de tal forma que la separación de los platos con el borde de la mesa sea de dos centímetros aproximadamente, al igual que la de los cubiertos entre sí. Pero, ¿cómo disponemos los cubiertos?

Los tenedores siempre se colocan a la izquierda del plato y los cuchillos, con el filo mirando al plato, a la derecha del mismo, colocados todos ellos por orden de intervención. Es decir, los que primero se van a utilizar se colocarán más alejados del plato que los que utilicemos posteriormente. La cristalería para disfrutar de nuestras bebidas favoritas se coloca frente al plato a la derecha, en línea o de manera triangular, y siguiendo este orden de izquierda a derecha: copa de agua, copa de vino tinto y copa de vino blanco, por orden de tamaño. Las cucharas, si hay más de una, se colocan al lado derecho del plato y a la derecha del cuchillo (o de los cuchillos, si hay más de uno), siguiendo el mismo orden que los cuchillos. El espacio entre cada cubierto será de un centímetro aproximadamente. Los cubiertos de postre son los únicos que no siguen estas reglas y se suelen colocar entre el espacio que hay entre los platos y las copas, de la siguiente manera: la cuchara y el cuchillo de postre con el mango hacia la derecha y el tenedor con el mango hacia la izquierda. Otro elemento clave en la preparación de la mesa es el pan, que siempre debe ir a la izquierda del plato, encima de los tenedores.

Si atendemos a la decoración navideña de nuestra mesa, las velas no deben faltar en la celebración navideña, pero se deben encender justo antes de empezar a comer o cenar. Además, buscaremos velas inoloras para que no interfieran en el gusto de la exquisita comida que hemos preparado. Si quieres adornar la mesa con alguna flor, sigue el consejo que te acabamos de dar: no deben ser olorosas. Por tanto, las piñas, pueden ser una opción extraordinaria. Además, saca a relucir tu candelería si la tienes para dar más realce a tu mesa navideña.

Por último, te damos unos consejos sobre cómo colocar a tus invitados. Si no quieres discusiones sobre dónde ha de sentarse cada uno en el momento de la cena, prepara unos carteles con sus nombres y colócalos encima de su mesa. Ten en cuenta aspectos importantes como que los niños pequeños necesitan estar al lado de sus padres, que las parejas querrán disfrutar juntos de la velada, o que el nuevo de la familia ha de estar junto a la gente que más conoce. Con todos estos consejos, sólo queda ponerte manos a la obra para preparar tus cenas y comidas familiares de estos días y que disfrutes en armonía de la buena compañía de tus seres queridos.

 



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.