Una mujer de 59 años rescatada con vida de un importante incendio en su domicilio en la calle Imperial

El fuego, que podría haberse propagado desde un brasero situado bajo una mesa camilla, destruyó totalmente la vivienda, situada en la planta baja del edifico ubicado en el número 25 de la calle Imperial.

Una mujer de 59 años de edad fue rescatada inconsciente y con quemaduras en manos y cara del interior de su vivienda en llamas por agentes de las Policías Local y Nacional. El fuego, que podría haberse propagado desde un brasero situado bajo una mesa camilla, destruyó totalmente la vivienda, situada en la planta baja del edifico ubicado en el número 25 de la calle Imperial. Los hechos ocurrieron a la una de la madrugada del jueves, día 20 de diciembre.

Casi todos los vecinos lograron abandonar por sí mismos el inmueble, que poco después fue completamente desalojado por la Policía Local y los bomberos de Salamanca. En total, 16 personas, todas ellas vecinas del lugar, fueron asistidas de intoxicaciones leves a causa de la inhalación de humos por los servicios sanitarios de emergencia que se desplazaron al lugar. Ninguna de ellas tuvo que ser trasladada a centros hospitalarios, con la única excepción de la víctima afectada directamente por el incendio de su casa.

Desde la planta baja, el fuego propagó una humareda densa que se adueñó de los pasillos y la caja de escaleras de la edificación. Las dotaciones de las Policías Local y Nacional, que se presentaron de inmediato en el lugar del siniestro, derribaron la puerta de la vivienda afectada para rescatar a su única moradora, que se encontraba desvanecida. El Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento sofocó las llamas y procedió después a realizar trabajos de ventilación forzada.

Una vez extraído el humo, los bomberos revisaron una por una las viviendas del inmueble para comprobar si había personas atrapadas o que hubieran podido quedar inconscientes en sus casas, lo que felizmente no ocurrió. La intervención se dio por concluida pocas horas después, permitiéndose en ese momento que los vecinos que habían abandonado sus casas volvieran a las mismas.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.