Aprobada la rebaja del 5% en el IBI

Las Ordenanzas Fiscales para el ejercicio 2019 prevén la rebaja en un 5% del Impuesto de Bienes Inmuebles y la congelación, con carácter general, de todos los tributos, precios públicos y tarifas.

El Pleno del Ayuntamiento de Salamanca ha aprobado definitivamente las Ordenanzas Fiscales para el ejercicio 2019. Destaca la rebaja del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) un 5%, que responde al Pacto Programático suscrito entre los grupos municipales del Partido Popular y Ciudadanos y persigue aliviar los bolsillos de las familias de la ciudad de Salamanca y apoyar la actividad económica. Esta medida beneficiará a más de 80.000 contribuyentes de la capital y, junto con la congelación del resto de impuestos, supondrá un ahorro anual a los salmantinos de aproximadamente dos millones de euros.

Asimismo, ha aprobado la modificación de la Tasa por Estacionamiento de Vehículos de Tracción Mecánica en las Vías Públicas para adecuar los criterios que regulan la zona ORA. En este contexto, las zonas de estacionamiento de la ORA pasarán de seis a dos y a partir del próximo año podrán beneficiarse de la tarifa residencial los vecinos de los inmuebles que no estaban incluidos o de calles que tienen una señalización parcial. El Consistorio congelará todos los tributos y, con carácter general, las tasas, precios públicos y tarifas salvo en aquellos casos en los que deban ser actualizados al IPC por la obligatoriedad derivada de algunos contratos municipales para este ejercicio.

Estas medidas responden al compromiso del Ayuntamiento de Salamanca de adoptar medidas fiscales para apoyar a las familias, a los emprendedores y autónomos y a las empresas. Todo ello, vinculado con la necesidad de mantener el equilibrio en las cuentas públicas municipales para permitir al Consistorio seguir contando con recursos suficientes para garantizar la calidad de los servicios públicos, profundizar en el desarrollo de actuaciones de carácter social y continuar realizando inversiones necesarias para la ciudad.

Por ello, el Ayuntamiento ha congelado los cinco impuestos municipales para el presente mandato y ha llevado a cabo rebajas selectivas en los mismos a medida que la situación económica y financiera lo ha permitido. En este sentido, desde mayo de 2015 se han congelado y bajado impuestos, tasas y precios públicos y además se han incrementado los beneficios y las reducciones en las Ordenanzas Fiscales para favorecer a más personas.

Cuando finalice el actual mandato de la Corporación Municipal, presidida por el alcalde Carlos García Carbayo, los cinco impuestos municipales habrán permanecido congelados o habrán registrado alguna rebaja. En 2017, por ejemplo, se ha bajando para todos los contribuyentes la Plusvalía entre un 5,4% y un 7,1%; también, en ese mismo ejercicio, se ha rebajado el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras entre el 70% y el 90% para favorecer a quienes quieran realizar obras de rehabilitación, renovación y regeneración urbana; y ahora, se suma la rebaja del IBI en un 5%.

Igualmente, la tasa de basura y las tarifas de transporte urbano han permanecido congeladas desde el año 2016. Las de depuración y suministro de agua potable y alcantarillado, que junto con las anteriores son las que afectan a un mayor número de ciudadanos, se congelaron en 2016 y 2017, ajustándose al IPC en 2018 y también en 2019. Por último, cabe recordar que Salamanca se sitúa entre las ciudades de España con las tarifas más baratas por el servicio de autobús urbano y por el ciclo del agua, como ponen de manifiesto diversos estudios e informes elaborados por las organizaciones de consumidores.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.