La Entresierra salmantina, a la cabeza de la producción cárnica gracias a El Manjuelo

En la cabecera del río Alagón, entre las sierras de Francia y de Béjar se sitúa la comarca de 'Entresierras' de nuestra provincia salmantina.

En la cabecera del río Alagón, entre las sierras de Francia y de Béjar se sitúa la comarca de ‘Entresierras’ de nuestra provincia salmantina. Un enclave de transición geográfica, histórica y cultural que forma parte importante del ámbito rural de Salamanca. Esta comarca, a pesar de mantener la esencia rural más primaria, ha sabido también adaptarse al movimiento de la sociedad para ofrecer siempre los mejores productos a todos los salmantinos. La zona la conforman los municipios de Casafranca, Frades de la Sierra, Herguijuela, La Sierpe, Los Santos, Membribe de la Sierra, Monleón y Endrinal de la Sierra.

Precisamente en este último municipio podemos encontrar un claro ejemplo de la gran calidad de los productos de aquella zona. La Sociedad Cooperativa ‘El Manjuelo’ se estableció en Endrinal hace ahora ya dos décadas. Su fundación en abril de 1998 supuso para Entresierras un revulsivo económico que se ha ido incrementando con el paso del tiempo hasta llegar a ser considerada una de las fuentes económicas más importantes de la zona. La Cooperativa la formó un pequeño número de ganaderos de la zona y siempre se han centrado en comercializar la carne vacuna que además tiene una marca de calidad propia aparte de pertenecer también a la marca de garantía ‘Tierra de Sabor’.

El esfuerzo y la unión de todos ellos ha dado su fruto, ofreciendo al consumidor una carne natural con una calidad extraordinaria. El ‘todos a una’ ha sido siempre clave en su trabajo. Un trabajo que siempre se ha llevado a cabo gracias a que crían reses que proceden de animales autóctonos y mejorando siempre la calidad con cruces con raza de aptitud cárnica y cuyo objetivo principal es dar a conocer esa calidad y que se reconozca el grandioso esfuerzo que estamos haciendo para que sus canales sean uniformes y homogéneas.

El secreto de la calidad cárnica reside en que los animales crecen en un ambiente natural y exclusivamente salmantinos. Son alimentados con leche materna hasta los cinco primeros meses de vida para posteriormente comenzar con una alimentación única formulada por la propia cooperativa que se constituye a base de cereales para garantizar que los animales sean alimentados siempre del mismo modo.

El pliego de etiquetado fue el primero aprobado por la Junta de Castilla y León en la provincia. Los animales son sometidos a exhaustivos análisis y a un riguroso plan de control externo que se lleva a cabo por una entidad de certificación que garantiza el requisito de nuestro pliego de etiquetado en exportaciones ganaderas, mataderos y carnicerías. La carne de ‘El Manjuelo’ es fácil de reconocer porque está asociada al logotipo de la marca ‘S. Coop. Ganaderos Los Manjuelos’ además de, como hemos indicado anteriormente, el logo de ‘Tierra de Sabor’.

Es importante destacar el trabajo, el esfuerzo y la dedicación que los ganaderos de El Manjuelo aportan cada día para ofrecer un producto de calidad que pone en valor lo ‘salmantino’, lo de nuestra tierra, como importante es consumirlos, puesto que ayuda a que la provincia siga creciendo y el producto salmantino logre escalar puestos en el ránking nacional.

FOTOGRAFÍA ENDRINAL: FACEBOOK

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.