La parada de transporte escolar en Carbajosa cambiará de ubicación a mediados de enero

Se trasladará de la calle Arroyo a la calle Gil de Hontañón con el fin de garantizar la seguridad de los escolares, así como mejorar la circulación vial en la zona.

La parada del transporte escolar para los escolares de ESO y Bachillerato cambiará de lugar en la tercera semana del mes de enero, pasando por tanto de la calle Arroyo a la calle Gil de Hontañón con el fin de garantizar la seguridad de los escolares, así como mejorar la circulación vial en el área más céntrica del municipio. A partir de ese momento el lugar de recogida y de llegada de los escolares será en la calle Gil de Hontañón para cuatro de los cinco autobuses que realizan el traslado. Las paradas del autobús de menor tamaño quedan emplazadas en la rotonda del Maestro Urbano.

Estas medidas se han adoptado atendiendo al informe realizado por la Policía Local de Carbajosa después de estudiar la situación de seguridad vial provocada por el transporte de los escolares al IES Torres Villarroel de Salamanca. En este informe, la Policía Local hace constar que el aumento de la población escolar ha llevado consigo un aumento proporcional de los vehículos utilizados para el trasporte de los escolares hasta ese centro educativo. Actualmente son un total de 5 autobuses de grandes dimensiones los que realizan dichos traslados, teniendo dos puntos de recogida dentro del casco urbano. El horario de recogida se realiza entre las 08,00 y las 08,20 horas, mientras que el regreso de los escolares se produce entre las 14,30 horas y las 14,40 horas durante todo el curso académico.

Los vehículos encargados del transporte de los menores estacionaban hasta ahora en el carril derecho de la calle Arroyo. En este emplazamiento se producían dificultades en el acceso de los escolares debido al estacionamiento de otros vehículos en el mismo lugar, así como a la coincidencia de horarios del transporte metropolitano. Además, el estacionamiento de los autobuses en esta vía provocaba que la visibilidad de los peatones que intentaban cruzar de acera a través de los pasos de peatones próximos se viera reducida.

El cambio de emplazamiento de las paradas del transporte escolar se realiza así en aras de la seguridad de los escolares y de una mejora de la seguridad vial. Además, las características de la calle en la que se realizará la parada de los autobuses (Gil de Hontañón), garantiza que los menores estén guarecidos bajo los pórticos que tiene cada edificio en circunstancias atmosféricas adversas.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.