Tres golazos para salir del descenso

El Salamanca CF UDS venció 3-1 al Celta B en El Helmántico gracias a los goles de Calero por partida doble y Pablo González.

TONI SÁNCHEZ

Primer partido del año 2019 en el Estadio Helmántico y nueva victoria para el Salamanca CF UDS, que derrotó de forma clara al Celta de Vigo B gracias a los goles de Calero por partida doble y Pablo González. Con estos tres puntos el equipo salmantino sale de la zona de descenso a Tercera División tras varias jornadas en el pozo y confirma además las buenas sensaciones y la solidez desde la llegada de Antonio Calderón al banquillo.

Avisó muy pronto el equipo gallego, gozando de dos oportunidades clarísimas en los primeros compases del encuentro que salvaron Mena y Toño Vázquez bajo palos cuando ya se cantaba el gol celtiña. Sin embargo, con el paso de los minutos se fue afianzando el equipo de Antonio Calderón, que bajo la batuta de Amaro e Indiano se hizo con el absoluto control del balón. A falta de un nueve nato por la ausencia de Owusu y la suplencia de Héctor Gómez y Moussa, el disparo de media y larga distancia se convirtió en el principal filón de un Salamanca CF UDS que se fue 2-0 al descanso tras dos golazos de un Iván Calero en estado de gracia, que anteriormente había estrellado otro balón en la madera y qué pudo hacer el hat-trick en los primeros minutos del segundo tiempo en otra clara ocasión.

La expulsión de Ricardo Carvalho en el minuto 62 de partido condicionó el devenir del resto del encuentro. Antonio Calderón recompuso la defensa de tres centrales retrasando la posición a Sergio Molina hasta la entrada de Javi Carpio, que hizo su debut como nuevo jugador del Salamanca CF UDS. Se defendió con uñas y dientes el equipo salmantino en un área completamente congelada ante los intentos del Celta B de acercarse en el marcador. Cuando más sufrían los charros apareció Pablo González, que acababa de entrar en el terreno de juego sustituyendo a Indiano, para enviar al fondo de la red celtiña un balón desde 30 metros que se coló por la escuadra. Un auténtico golazo que ponía el 3-0 en el marcador y llevaba la tranquilidad a las gradas. Aún tuvo tiempo el Celta B de maquillar el resultado con el gol de Sergio que cabeceó en el área pequeña un centro procedente de la banda izquierda del equipo vigués. Sotres con un paradón a bocajarro evitó el 3-2 con el tiempo prácticamente cumplido.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.