Salamanca acoge la celebración de la Semana Europea de la Mediación

Entre las actividades programadas, la Universidad Pontificia de Salamanca ha acogido la mesa redonda sobre 'Mediación: Conflictos y Encuentros', inaugurada por el vicerrector de Relaciones Institucionales y Comunidad Universitaria, Jacinto Núñez, junto con la concejala de Familia e Igualdad de Oportunidades, Cristina Klimowitz.

El Instituto de Ciencias de la Familia de la Universidad Pontificia de Salamanca y el Ayuntamiento de Salamanca, a través de la Concejalía de Familia e Igualdad de Oportunidades, organizan junto con seis asociaciones especializadas (AMECYL, AECCAL, Concierta Mediación, Instituto de Paz, Libellus Mediación y Mediaren), la Semana Europea de la Mediación.

Entre las actividades programadas, la Universidad Pontificia de Salamanca ha acogido la mesa redonda sobre ‘Mediación: Conflictos y Encuentros’, inaugurada por el vicerrector de Relaciones Institucionales y Comunidad Universitaria, Jacinto Núñez, junto con la concejala de Familia e Igualdad de Oportunidades, Cristina Klimowitz.

El vicerrector agradeció al Ayuntamiento de Salamanca y a las seis asociaciones de Mediación su colaboración para poder llevar a cabo este evento en la Universidad. Y ha reconocido la importancia de la Mediación como : “un asunto capital para las familias y para el equilibrio de una sociedad sanada, reconciliada

Por su parte, la concejala destacó el firme compromiso del consistorio en seguir consolidando acciones de visibilización sobre la Mediación, como las actividades que se han programado esta semana. “La Mediación debe ser una realidad que se consolide en esta ciudad como una herramienta útil, práctica, económica, que evita el desgaste sentimental y que favorece la igualdad de las partes”, ha apuntado. Además, se ha referido a los talleres sobre mediación que se están desarrollando en los cursos de primaria y de secundaria, “donde se ayuda a los menores en la resolución de conflictos y toma de decisiones consesuada”. Y concluyó indicando que: “es necesario seguir en este camino de resolución de conflictos que nos lleva a una sociedad más pacífica y de una mayor convivencia para todos”.

Posteriormente, el mediador Marco Antonio Manzano Palomero, en representación de las asociaciones organizadoras, destacó la función de la Mediación en el ámbito de la resolución de conflictos “que sin duda es un trabajo complicado, pero que aporta un valor muy importante en la sociedad” y ha explicado su papel colaborador con el Ayuntamiento de Salamanca, así como con empresas e instituciones “con el compromiso de cooperar y difundir este mensaje”.

La mesa redonda estuvo formada por quien fue defensor del Pueblo (de 1988 a 1993) y primer Comisario Europeo para los Derechos Humanos (1999-2006), Álvaro Gil-Robles; junto con la mediadora familiar y penitenciaria Francisca Lozano; y la profesora de la Universidad de Barcelona y directora de Logos Media, Ana Vall.

Durante la mesa redonda, Álvaro Gil-Robles abordó el sentido de la Mediación a partir de su experiencia personal en los ámbitos político e institucional. Su exposición se centró en el uso de la Mediación como defensor del Pueblo, comisario para los Derechos Humanos del Consejo de Europa, así como su experiencia como uno de los cinco componentes de la Comisión Internacional que permitió implementar los acuerdos de paz firmados en La Habana entre el gobierno colombiano y las FARC, en lo que respecta a la puesta en marcha de los distintos instrumentos de la Justicia para la Paz. Para Gil-Robles “muchas veces los conflictos se enconan porque no se acaba de encontrar el punto en el que las partes puedan coincidir”, por lo que para el ponente una institución pública, como el Defensor del Pueblo, también puede hacer de intermediario para rebajar la tensión y evite conflictos entre la Administración y los ciudadanos. Hay miles de asuntos que se resuelven por ese camino de convencimiento a la Administración porque a veces aplica normas obsoletas y tan solo es cambiar la norma para que reconozca el derecho del ciudadano”.

Posteriormente, Francisca Lozano relató su experiencia en los Encuentros Restaurativos entre ex terroristas y víctimas de ETA, diálogo iniciado en el año 2011, momento coincidente con el cese oficial de la violencia armada. Lozano ha asegurado que: “las personas que participaron decidieron afrontar un encuentro cara a cara con alguien con quien jamás pensaron encontrarse, con el fin de buscar una forma de reparar lo irreparable a través de la responsabilización del causante de tanto dolor”. La mediadora se ha referido a las víctimas de ETA como “personas excepcionales que se enfrentaron  a esa experiencia, ya que una de sus motivaciones es la de formar parte de ese proceso de paz de Euskadi e incluso ser ejemplo para hijos y nietos”.

Ana Vall habló sobre la necesidad de la mediación para resolver los conflictos que son consustanciales a la vida, “ya que es una necesidad social, porque son las personas las que pueden potenciar sus habilidades para hablar con el otro, resolver y encontrarse”. Para la experta “la Mediación aporta otras herramientas para poder afrontar los conflictos desde el diálogo, acercamiento y cooperación, no desde una visión destructiva”.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.