Salamanca se asienta como referente de caza y pesca a nivel nacional

Con un número aproximado de 1.500 cotos y más de 1 millón de hectáreas para caza, es la provincia con el mayor número de acotados de Castilla y León.

Salamanca se asienta como un referente a nivel nacional en lo que a caza y pesca se refiere. Con un número aproximado de 1.500 cotos y más de 1 millón de hectáreas para caza, es la provincia con el mayor número de acotados de Castilla y León. Por otro lado, cuenta también con espléndidos lugares de aguas libres en los que disfrutar de magníficas jornadas de pesca deportiva como así ha asegurado el presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, en la presentación del folleto “Caza y pesca en Salamanca” editado por la Diputación, y presentado esta jornada en Fitur 2019.

La provincia de Salamanca se consolida como un referente en el mundo de la caza y la pesca en Castilla y León gracias a su rico y variado catálogo de ecosistemas naturales. Esto otorga a los cazadores un abanico de posibilidades muy diverso para desarrollar esta antigua actividad de forma respetuosa y sostenible con el entorno que les rodea. Las extensas llanuras cerealistas de los Campos de la Armuña y Peñaranda de Bracamonte, permiten hoy disfrutar de la caza menor de la liebre, perdiz o conejo, especies que hoy conviven con un jabalí que coloniza las tierras cerealistas, incorporando así la caza mayor a estas zonas de amplios y despejados horizontes.

Sin embargo, más allá de estas tierras de cotos y monterías, la Reserva Regional de Caza de las Batuecas permite al amante de la caza abatir al ansiado macho montés, el escurridizo corzo, el jabalí o la becada, con su magnífico cuartel de invernada, permitiendo a su vez el disfrute de toda una moderna infraestructura que aporta todo lo necesario a quien disfruta de una pasión y una filosofía de vida como es la caza.

Si nos vamos al lado de la pesca, encontramos que Salamanca cuenta con dos imponentes afluentes del río Duero, el Tormes y el Águeda, que, con sus grandes embalses, y junto a las cuencas del Huebra y el Yeltes, atraviesan la provincia salmantina dibujando un escenario privilegiado para la práctica de la pesca deportiva. En el tramo medio del río Tormes, se puede encontrar algunos de los mejores cotos de pesca de trucha fario del país, en los que se han llegado a celebrar eventos tan como el Campeonato del Mundo de pesca de salmónidos. Estas aguas, además, albergan el único coto de pesca de salmón del Danubio al sur de Europa, todo un descubrimiento para los amantes de la pesca.

El embalse de Santa Teresa ofrece la posibilidad de capturar grandes barbos y carpas desde orilla, con cebo o a mosca, mientras que en el embalse de Almendra y ya sobre embarcación, es posible capturar formidables ejemplares de lucios y luciopercas, permitiendo al pescador disfrutar del encuentro con los grandes depredadores en un auténtico mar interior. En definitiva, incluyendo las numerosas charcas de pesca de la tenca, los cangrejos de ríos y arroyos, el black bass en Almendra y en el Huebra, y añadiendo las truchas de la cuenca del Águeda o de los ríos Cuerpo de Hombre y Alagón, la provincia ofrece una de las experiencias de pesca más completas de Castilla y León.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.