Santa Águeda de Catania, virgen y mártir

En plena época de persecución contra los cristianos, el procónsul de Sicilia, llamado Quintianus, se enamoró perdidamente de ella, pero Águeda lo rechazó.

Aunque la celebración del Día de las Águedas es un día que cuenta con bastante popularidad en toda Castilla y León, es, concretamente en Salamanca y provincia donde se vive con mayor intensidad. Cada 5 de febrero se conmemora a Santa Águeda de Catania, una virgen y mártir italiana del siglo III nacida en Palermo que fue, según la tradición cristiana, una hermosa mujer proveniente de una familia noble que decidió entregar su virginidad a Jesucristo.

En plena época de persecución contra los cristianos, el procónsul de Sicilia, llamado Quintianus, se enamoró perdidamente de ella, pero Águeda lo rechazó por su decisión de mantenerse virgen. Él la martirió llegando a cortarle los pechos y quemándola en una hoguera posteriormente. Santa Águeda es también la patrona de las enfermeras y está considerada protectora de las mujeres.

En la capital charra es un día de fiesta en el que las mujeres, ataviadas con el traje típico en la mayoría de los casos, salen a la ciudad cantando y bailando para mantener viva la tradición. El alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, entregará mañana el bastón de mando del Ayuntamiento, puesto que, por un día, las mujeres son las que ‘gobiernan’ de manera simbólica en la ciudad. El Consistorio ofrecerá a partir de las 13:00 horas una recepción al grupo de ‘las Águedas’ que conmemoran cada año esta tradicional celebración.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.