Toño Casado: ‘sueño con estrenar un musical en mi ciudad, Salamanca’

Es el autor de uno de los musicales de más éxito del momento, 33 El Musical. Toño Casado, salmantino de nacimiento, ahora compagina el sacerdocio con su faceta artística en Madrid, donde ahora se representa su apuesta más arriesgada y exitosa.

PAULA ZORITA

Es el autor de uno de los musicales de más éxito del momento, 33 El Musical. Toño Casado, salmantino de nacimiento, se ha criado entre las paredes de nuestra ciudad dorada y ahora vive en Madrid. Allí compagina el sacerdocio con su faceta artística como músico, escritor, pintor… Se considera, tal y como le dicen algunos amigos suyos, un ‘hombre del renacimiento’, polifacético y con unas inquietudes artísticas que siempre han ido de la mano con su vocación religiosa. A día de hoy vive en el Barrio de Salamanca de la capital española donde es párroco de una parroquia que según él mismo es ‘un sitio muy dinamizador, lugar de encuentro de familias y gente joven’.

33 El Musical es su última obra que se representa ahora en IFEMA con una espectacular puesta en escena y un escenario hecho para la ocasión que reproduce una catedral de 7.000 metros caudrados. Con 35 artistas sobre el escenario y bajo la dirección del propio Toño, 33 El Musical, cuenta la historia del ‘mayor influencer de la historia’, Jesucristo. Hemos charlado con Toño Casado, que nos cuenta, entre otras cosas, el éxito del musical, así como los detalles de su exitosa carrera o su vinculación a su ciudad, Salamanca.

PAULA ZORITA: Toño, me comentas que tu vocación religiosa y musical siempre han ido de la mano, son una…

TOÑO CASADO: Sí lo son, fui a seminario con 11 años y comencé mi carrera musical también a esa edad, con lo cual he llevado siempre las dos cosas a la vez. Yo soy artista, también pinto, hago esculturas, escribo… Me dicen que soy un hombre del renacimiento (dice entre risas). Elegí la música para dedicarme más de lleno porque creo que es el medio que más llega a las personas y con el que mayor capacidad de comunicación existe. Cuando me preguntan la típica cuestión de cómo lo compagino… siempre digo que no lo sé, que siempre he sido así y que siempre me he expresado por medio de la música y del teatro. Mi primera obra la escribí con 15 años y he trabajado siempre sobre las tablas.

PZ: Has hecho varios musicales, pero… ¿Cómo surge la idea de 33 El Musical?

TC: Sí, he hecho algunos musicales que se han representado en muchos sitios, uno por ejemplo se estrenó en el Vaticano… pero a este nivel en el que estoy ahora, que estoy en ‘primera división’, pues no había llegado nunca. Pero cuando yo lo escribí lo hice con esa pretensión, con la de estar ‘arriba’, porque así es 33, yo quería que se hiciese en ‘grande’… por eso ha tardado tanto tiempo en salir porque yo no quería cualquier cosa, quería que estuviese como yo lo había soñado… y los elementos se han unido y han llegado unos productores que me han dado alas para que yo le diese cuerpo al musical.

PZ: ¿Y cómo está siendo la experiencia de estar en ‘primera división’?

TC: El Musical ha tenido mucho éxito, vienen autocares de toda España porque a nivel creativo y de presentación es novedoso y está a la altura de todos los musicales grandes que hay en madrid porque los creativos son precisamente de esos grandes musicales… Yo elegí a personas que ya conocía a través del tiempo y que son muy buenos haciendo este trabajo. Sólo por las sesiones matinales pasan más de 1250 personas, es una pasada… Por las tardes, en enero ha estado todo vendido…

PZ: ¿Qué destacarías del musical?

TC: Un espectáculo para que venda tiene que cumplir dos reacciones; que emocione o que haga reír. Si logras una de las dos el éxito está asegurado y 33 logra las dos cosas. No queremos algo ‘moderno’… quería hacer algo que tocase al espectador. No es un auto sacramental, es decir, quien crea que va a ver historia se equivoca y quien venga a ver un espectáculo super provocador, también se equivoca. Es un espectáculo familiar, divertido, con sus toques de pimienta o crítica. Pero no es ácido; es un espectáculo del que salen habiendo vivido una montaña rusa de emociones. Nunca sabes qué va a pasar en la siguiente canción, es una incógnita.

PZ: Toño… ¡eres salmantino de pro!

TC: ¡Claro! No me cuesta nada decir que soy de Salamanca… somos de una naturaleza especial. Los salmantinos que están allí, dicen algo como… ‘bah, pues normal’, sin embargo, las personas desde fuera lo vemos como un auténtico museo. Salamanca es calidad de vida… la historia que tiene, la diversión que le da el mundo estudiantil… Salamanca es mucha Salamanca. Madrid tiene muchas posibilidades, pero Salamanca es otra historia.

PZ: ¿Y cómo sería traer una de tus obras a tu ciudad…?

TC: Me encantaría. Tengo un musical precioso, con un formato más asequible que se llama ‘El lazarillo de Tormes’, muy divertido, trágico y tierno a la vez. Ese es el siguiente… El lugar de estreno maravilloso sería Salamanca. Esto está todo en el mundo de los sueños. Está escrito pero ahora mismo estoy muy centrado en este porque así lo exige.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.