Visto bueno por parte de de la Comisión de Contratación para la creación de un Campus Agroambiental en Salamanca

Este martes la Comisión de Contratación ha dado hoy el visto bueno a la aprobación definitiva de la cesión de una parcela del sector La Platina al CSIC para construir el nuevo Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología

El Ayuntamiento de Salamanca ha dado hoy un nuevo paso para la creación de un Campus Agroambiental en Salamanca, que contribuirá al avance del conocimiento y el desarrollo económico, social y cultural de Salamanca. En este sentido, la Comisión de Contratación ha dado el visto bueno a la aprobación definitiva de la cesión de una parcela al Consejo Superior de Investigaciones Científicas para la construcción de la nueva sede del Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología, dependiente del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades. El Pleno de la Corporación Municipal deberá aprobar en sesión plenaria esta cesión.

Por otra parte, el Pleno Municipal aprobó el pasado 28 de diciembre la cesión de otro solar a la Universidad de Salamanca para acoger la Facultad de Ciencias Agrarias y Ambientales . Estas dos parcelas de 10.513 y 17.615 metros cuadrados, respectivamente, se ubican en el nuevo sector denominado La Platina, próximo al Campus Miguel de Unamuno y al Instituto de Biología Funcional y Genómica. Por tanto, será un corredor al servicio del avance del conocimiento y del desarrollo económico, social, científico y cultural de Salamanca.

El nuevo IRNASA

La nueva sede del Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Salamanca tiene previsto integrar a unas 59 personas; de ellas, 17 serán investigadores de plantilla, 28 personal de apoyo científico y de gestión, y 14 serán contratados para integrar los departamentos de Desarrollo Sostenible de Sistemas Agroforestales y Ganaderos, Estrés Abiótico y Procesos de Degradación Medioambiental y su Recuperación, con un total de seis grupos de investigación.

El nuevo centro de investigación dispondrá de: un edificio central para oficinas, salas de conferencias y laboratorios de uso común (de unos 2.600 metros cuadrados en total); un invernadero (de unos 500 metros cuadrados) con zona de almacén de materiales más salas de fitotrones, crecimiento de plantas, cabinas de flujo laminar y zona de limpieza y desinfección de materiales para plantas; una parcela experimental para cultivo de plantas de unos 300 metros cuadrados, para ser usada por varias instituciones; un edificio para albergar animales de experimentación con zona de almacén de materiales, laboratorios de bioseguridad BSL2 y BSL3, y zonas de limpieza y desinfección de materiales para microorganismos (de 600 metros cuadrados aproximadamente); una parcela experimental para alojar temporalmente a animales al aire libre (de unos 300 metros cuadrados) y, finalmente, integrará también zonas verdes y vías de acceso.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.