La Junta publica la licitación de contrato de la nueva residencia pública de mayores de Salamanca

También será centro de día y contará con 170 plazas todas ellas adaptadas para personas dependientes, 16 plazas de estancias diurnas y un centro de día

La Junta de Castilla y León ha publicado este jueves, 23 de mayo, la licitación en el Diario Oficial de la Unión Europea, DOUE, a la puesta en marcha de uno de los grandes proyectos residenciales para personas mayores previstos en Castilla y León, la construcción de una nueva residencia para personas mayores en Salamanca, que contará también con centro de día, y será la primera de Castilla y León de titularidad de la Junta que se construya íntegramente adaptada al nuevo modelo de atención centrado en la persona y esté estructurada en unidades de convivencia similares al hogar.

La nueva residencia contará con 170 plazas todas ellas adaptadas para personas dependientes, a lo que se sumarán 16 plazas de estancias diurnas y un centro de día. Sustituirá a la actual Residencia Mixta de personas Mayores ‘San Juan de Sahagún’, se construirá en una parcela situada en la calle Santiago Madrigal cedida por el Ayuntamiento de Salamanca de 13.000 metros cuadrados, tendrá una superficie construida de más de 13.700 metros cuadrados. Está prevista una inversión total para este centro de 16,5 millones de euros.

Un centro basado en un modelo de atención centrado en la persona

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades abordará en Salamanca la construcción y puesta en marcha de un moderno centro multifuncional que permitirá proporcionar la mejor atención al mayor número posible de usuarios, optimizando la calidad de los edificios y mejorando el confort de los usuarios, cumpliendo con las normativas específicas de servicios e instalaciones para los usuarios a los que va destinado.

El nuevo modelo de atención centrada en la persona y la calidad de vida propone convertir los centros residenciales en auténticas plataformas de servicios, capaces de proporcionar diferentes modalidades de atención y apoyo a las personas mayores ajustadas a necesidades y en su propio entorno, a domicilio o en el centro, promoviendo su autonomía, su independencia y su integración social. El modelo plantea un enfoque desde el profundo respeto por la dignidad de la persona, y la atención se practica desde el conocimiento de la misma, buscando e identificando los apoyos que precisa para que pueda seguir desarrollando su vida de acuerdo a sus gustos, preferencias y valores propios.

El nuevo modelo de atención se basa en la calidad de vida y plantea un cambio, tanto en las prácticas de la atención, que se fundamentan en la metodología de la atención centrada en la persona, como en la mejora del entorno físico, con la creación de ‘unidades de convivencia’, estructuras que intentan reproducir ambientes y dimensiones similares a un hogar. El modelo de centro propuesto enfatiza aspectos relativos a la dignidad, los derechos y el principio de autodeterminación de la persona, y trata de superar el modelo actual basado en la provisión de cuidados fundamentalmente asistenciales y sanitarios.

Este modelo de atención viene definido fundamentalmente por una concepción de la persona como el centro de todas las actuaciones, alrededor del cual deben girar tanto el sistema organizativo como el saber profesional. Su valor añadido consiste en la personalización de las actuaciones y que la intervención se realiza con absoluto respeto a los derechos y a las preferencias de las personas en el desarrollo y apoyo a sus proyectos de vida.

Características del nuevo centro 

La nueva residencia será un edificio moderno que mejorará ostensiblemente la relación entre gasto y confort respecto a la residencia actual de la Junta en Salamanca, al tener un rendimiento energético superior al de la actual, ya que será un edificio eficiente energéticamente tanto desde el consumo de energía, con el empleo de biomasa, como de los sistemas pasivos a instalar, tales como aislamientos térmicos, carpinterías con rotura de puente térmico y cristales con control solar, que hace que se minore la demanda energética. Además contará con un cuidado diseño en el que se ha tenido en cuenta el soleamiento y las ventilaciones cruzadas.

El nuevo edificio va a disponer de paneles solares para producción de agua caliente sanitaria (ACS), que en un edificio de este tipo con gran consumo de ACS supone un gran ahorro de energía. Igualmente contará con paneles fotovoltaicos para la producción de la energía eléctrica que se consume en el propio centro, con lo que se reducirá la factura eléctrica del mismo. La construcción de este edificio le permitirá obtener la certificación energética A, mientras que el actual tiene la letra F. En cuanto a los puestos de trabajo, se prevé un incremento de 74 trabajadores respecto a la residencia actual, pasando de los 97 actuales a 171.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.