“El porcentaje de fumadores ha dejado de descender y actualmente está repuntando hasta casi un 34%’

Neumólogos, expertos y profesionales del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca recuerdan mañana, en el Día Mundial SIn Tabaco, las consecuencias negativas del tabaco en nuestra salud.

Neumólogos, expertos y profesionales del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca recuerdan mañana la importancia de fomentar los espacios sin humo y promover la educación para reducir el número de fumadores y las consecuencias negativas del tabaco en nuestra salud. En los hospitales Clínico y Virgen de la Vega lucen desde hoy unos grandes carteles relacionados con esta iniciativa.

El Día Mundial Sin Tabaco 2019 se centra en “el tabaco y la salud pulmonar”. La campaña servirá para concienciar sobre las consecuencias negativas que tiene el tabaco sobre la salud pulmonar de las personas, que van desde el cáncer hasta enfermedades respiratorias crónicas. La campaña también sirve como un llamamiento a la acción, ya que en ella se aboga por políticas eficaces para reducir el consumo de tabaco y se implica a las partes interesadas de múltiples sectores en las actividades de control del tabaco. El lema de este año es: “No dejes que el tabaco te quite la respiración”.

Con motivo de este Día Mundial, que se celebra desde 1987 en todo el mundo el 31 de mayo, los especialistas salmantinos destacan la importancia de la Unidad de Tabaquismo del Complejo Asistencial, integrada en el servicio de Neumología, que lleva en funcionamiento más de una década y que recibe más de 900 pacientes cada año. Un lugar de referencia que trabaja mediante un doble abordaje, psicológico y farmacológico, además de incidir en campañas de concienciación como ésta.

“Estamos viendo en nuestras consultas cada vez un mayor porcentaje de mujeres, que aunque en la historia del consumo tabáquico se incorporaron después, ya presentan patologías relacionadas con el tabaco”, asegura el doctor Miguel Ángel Hernández Mezquita, neumólogo que trabaja en la Unidad de tabaquismo y coordinador del Grupo de abordaje del Tabaquismo del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca.

“El porcentaje de fumadores ha dejado de descender en los últimos años y actualmente está repuntando de nuevo hasta casi un 34%, cuatro puntos porcentuales más que en 2010″, completa el facultativo. La entrada en vigor de la Ley Antitabaco de 2011, logró reducir el porcentaje de fumadores, pero “actualmente, se aprecia cierta relajación en la vigilancia de la ley que tan buenos resultados produjo en el descenso de fumadores. Hay datos preocupantes sobre el cumplimiento de la ley antitabaco, pues casi dos de cada tres personas perciben que no se cumple la prohibición de fumar en terrazas de bares o incluso en el entorno del hospital. En muchos casos la ley no se está cumpliendo porque nadie obliga a cumplirla y la gente se relaja”. Por otro lado, “existe el peligro del desarrollo y expansión del cigarrillo electrónico, en muchos casos promovido por la industria tabaquera y que presenta riesgos para la salud todavía no muy bien conocidos”, continúa. “La norma no sirve para los nuevos productos por lo que precisa una actualización”.

Los expertos proponen incrementar la vigilancia para que se cumpla la norma, aumentar el precio de la cajetilla, impulsar el empaquetado genérico (sin logotipos y sin diferencias entre las marcas) y ampliar la prohibición de fumar a otros espacios al aire libre y en vehículos privados cuando haya niños. “Además de ello, es necesario reforzar las medidas asistenciales, como ampliar las unidades de tabaquismo, incrementar la formación de los sanitarios y financiar los fármacos para dejar de fumar”, exponen. En esta línea, en Castilla y León se han creado este año grupos de trabajo, formados por médicos de familia, neumólogos y personal de enfermería, para implantar, a partir de septiembre, un programa de formación en los Centros de Salud con el objetivo de “impulsar aún más en Atención Primaria el tratamiento del tabaquismo y la coordinación con las Unidades de Tabaquismo”.

En España fallecen unas 50.000 personas al año por causas relacionadas con el consumo de tabaco, que favorece el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, respiratorias y diversos tipos de tumores. Por ello es necesario que haya iniciativas y políticas eficaces para reducir este hábito, como el Día Mundial Sin Tabaco, cuyo objetivo es concienciar periódicamente a la población sobre el riesgo para la salud que conlleva el consumo de tabaco y los beneficios que tiene el abandonarlo.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.