La AECC Salamanca sale a la calle para advertir sobre el Cáncer de piel

En una carpa colocada en la Pza. del Liceo carpa se realizarán exploraciones cutáneas breves y revisión de lunares por parte de dermatólogos del Servicio de Dermatología del Hospital Universitario de Salamanca.

Por quinto año consecutivo, la Asociación Española Contra el Cáncer en Salamanca ha querido aprovechar la llegada del calor y el sol para realizar su Carpa informativa y participativa contra el Cáncer de piel. Tendrá lugar el sábado 15 de junio en horario de 11:30 a 13:30 en la Plaza de los Bandos. En dicha carpa se realizarán exploraciones cutáneas breves y revisión de lunares por parte de dermatólogos del Servicio de Dermatología del Hospital Universitario de Salamanca.

Aunque se generalice hablando de cáncer de piel, existen varios tipos entre los que destacan de forma clara los melanomas y los carcinomas cutáneos.

En ambos tipos, el principal factor de riesgo implicado en su aparición son las radiaciones solares (fundamental en los carcinomas) sobre todo las de tipo B (UVB) y las de tipo A (UVA). En la piel, estas radiaciones son capaces de producir mutaciones en el material genético (ADN) de las distintas células que componen la piel e impedir su reparación, iniciándose así el proceso de la carcinogénesis o formación de un cáncer. En todo el mundo, cada año se diagnostican 132.000 melanomas y 3 millones de casos de cáncer de piel no melanoma.

La autoexploración de la piel, es un método importante a la hora de diagnosticar lo antes posible un cáncer. El objetivo de la autoexploración cutánea es que cada persona conozca las características de su piel, de manera, que ante cualquier cambio, acuda al médico para que realice el diagnóstico y tratamiento adecuados. Los cambios pueden ser tanto la aparición de una nueva lesión (lunar, mancha, costra…) como variaciones de una ya existente (un lunar que cambia de forma, tamaño, color…).

El aspecto de las lesiones que pueden presentar los cánceres de piel es muy variado. En el caso de los carcinomas, destacan la aparición de manchas (generalmente rojizas) que pueden descamarse y sangrar, nódulos (elevaciones o prominencias redondeadas en la piel) y úlceras que no cicatrizan. En los melanomas las características que presentan las lesiones con mayor frecuencia vienen determinadas por la regla del A, B, C, D. (Asimetría, Bordes irregulares, Cambios de color, Diámetro).

Cuanto más clara es la piel de la persona, mayor es el factor de protección que necesita. Para que los fotoprotectores solares sean efectivos, deben seguirse las siguientes pautas:

  • Utiliza protectores solares adecuados a sus características físicas (fototipo) y que contengan filtros frente a los rayos UVA y
  • Usa la cantidad suficiente cubriendo toda la superficie corporal. No olvides zonas como las orejas o el cuero cabelludo en el caso de los niños pequeños.
  • Aplica los productos siempre con la piel seca. Si la piel esta mojada, las gotas funcionan como una lupa y aumentan el riesgo de que se produzcan quemaduras.
  • Realiza la primera aplicación al menos 30 minutos antes de exponerse al sol.
  • Durante la exposición solar reponga el fotoprotector después de cada baño prolongado (más de 20 minutos) o cada dos
  • Emplea fotoprotectores resistentes al agua y repóngalos después de cada baño superior a los 20

La AECC defiende a las personas frente al cáncer luchando contra la enfermedad desde la prevención, la investigación y el apoyo tanto a pacientes como a familiares.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.