El Ayuntamiento de Salamanca avanza en la lucha contra el cambio climático

Lo hace con un estudio pionero sobre los recursos hídricos subterráneos de la ciudad que comenzará el próximo mes de septiembre en colaboración con la USAL

El Ayuntamiento de Salamanca avanza en su Estrategia para el Desarrollo de una Infraestructura Verde con la puesta en marcha de una nueva medida de las cerca de trescientas planteadas para mejorar la salud urbana de la ciudad, cohesionar los barrios y generar actividad económica y oportunidades de empleo en torno al medio ambiente. Una iniciativa que convierte a Salamanca en la primera Ciudad Patrimonio de la Humanidad con una Estrategia de estas característica y la sitúa a la vanguardia de la lucha contra el cambio climático, dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible establecidos por la Organización de Naciones Unidas (ONU) para el año 2030.

De este modo, a partir de septiembre, el Área de Ingeniería Hidráulica del Departamento de Ingeniería Cartográfica y del Terreno de la Universidad de Salamanca iniciará el primer estudio de evaluación preliminar de los recursos hídricos subterráneos en la ciudad. Durante seis meses, se realizará una recopilación de información hidrogeológica de la masa de agua subterránea del término municipal de Salamanca para posteriormente realizar una interpretación sobre su extensión, geología, hidrodinámica, las captaciones y su interacción con infraestructuras existentes, y la interacción entre estos acuíferos y el río Tormes, entre otras características.

El objetivo es disponer de la información necesaria para las posteriores actuaciones de restauración ambiental en la ciudad dentro de la Infraestructura Verde de Salamanca, integrando además al río Tormes en los microecosistemas. Un completo estudio para el conocimiento hidrogeológico general de base, un inventario de puntos de agua, el funcionamiento hidrodinámico general y posibles actuaciones a realizar a continuación, por ejemplo crear grandes masas arbóreas que ayuden a mitigar el cambio climático.

Uno de los principales proyectos que se acometerán posteriormente a este estudio es la recuperación de los antiguos cursos del agua de la ciudad, una iniciativa que está pendiente de lograr fondos de la Unión Europea, con el objetivo de aprovechar los recursos hídricos que actualmente permanecen escondidos bajo el asfalto.  El objetivo es descubrir los paisajes escondidos del agua como directriz de una nueva ecología de los espacios públicos, sustituyendo el diseño urbano convencional por un diseño más verde, más sostenible. De esta forma, se mejora el espacio físico y su atractivo social, mediante una interacción intensa entre la naturaleza y la ciudad construida, implicando a los ciudadanos en el proceso.

Otros proyectos de la Infraestructura Verde relacionados con el agua

El Ayuntamiento de Salamanca también estudia otros proyectos relacionados con el ciclo hidráulico de la Infraestructura Verde. Dentro de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado Tormes+ está en marcha la recuperación de la Fábrica de la Luz, donde se ha reconstruido la pesquera de Tejares y se encuentran además un nuevo mirador y un pantalán, para que se convierta en un espacio destinado a la puesta en valor y la difusión del conocimiento sobre el Tormes, tanto del propio río, y sus funciones como de la riqueza medioambiental de la zona a través de su flora y fauna.

Todo ello con tecnología digital que permita la versatilidad y ampliación de contenidos sobre un río que el Ayuntamiento está integrando en la ciudad, de manera que sea eje vertebrador de los barrios Tejares, Chamberí, Buenos Aires, Huerta Otea, Arrabal, La Vega, El Tormes y San José. El objetivo es que el Tormes sea una calle más por la que pasear y disfrutar a través de sendas peatonales, pasarelas, carriles bici y recorridos culturales.

El Ayuntamiento incluye entre su Estrategia para el Desarrollo de una Infraestructura Verde acciones a desarrollar hasta el año 2023 con un presupuesto total de 2.235.000 euros. Iniciativas en las que ya se está trabajando y actuando, abiertas a la participación ciudadana para promover también la educación medioambiental como eje prioritario en el cuidado del entorno natural.

Entre otros proyectos, destaca un Plan de Micropaisajes y Microhábitats, acompañado de la iniciativa de divulgación escolar ‘Patios por el clima’; la preservación del espacio fluvial para la prevención de inundaciones y la regulación de escorrentías; el estudio de las posibilidades de ampliar las superficies de encharcamientos existentes; y la realización de encuestas periódicas de satisfacción dirigidas a la ciudadanía. Asimismo, el Consistorio promoverá a medio plazo la implementación de sistemas urbanos de drenaje sostenible para el filtrado de aguas pluviales y el incremento de la recarga de los acuíferos; y la renaturalización de la desembocadura del Tormes actuando sobre las riberas del arroyo Zurguén.

Eficiencia en el consumo de agua

Todos estos proyectos se suman a las medidas que ya aplica el Ayuntamiento de Salamanca para una mayor eficiencia en el consumo de agua. En los parques y jardines se está implantando un sistema de telegestión del riego que permite ahorrar hasta un 40% del consumo de agua.

Por otro lado, la renovación de tuberías permite un ahorro en la producción de agua en la estación potabilizadora equivalente al consumo anual de una población de unos 15.000 habitantes. Gracias al sistema de Gestión Activa de Presiones (GAP), se han reducido las averías un 54% durante el primer semestre de este año, contribuyendo así a evitar importantes fugas de agua.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.