Salamanca habilitará diez nuevos desfibriladores en edificios municipales culturales y vehículos de la Policía Local

0
11

El Ayuntamiento de Salamanca promueve la prevención y efectividad en las actuaciones en situaciones de emergencia para garantizar la calidad de vida de los habitantes de la ciudad. Entre las medidas que se llevan a cabo desde la Concejalía de Salud Pública, el Consistorio dispone de 50 desfibriladores externos semiautomáticos tras incrementarse su cantidad recientemente en diez unidades.

El destino de los nuevos desfibriladores es el Teatro Liceo, el Centro de las Artes Escénicas y Musicales (CAEM), el Centro de Arte Contemporáneo Domus Artium 2002 (DA2) y el Auditorio de San Blas, además de seis móviles para los vehículos de la Policía Local que se suman a los cuatro ya habilitados hasta la fecha.

Según recuerdan las autoridades sanitarias, la desfibrilación es la única técnica realmente eficaz y si no se cuenta con una de estas máquinas se reducen drásticamente las posibilidades de sobrevivir a un ataque cardíaco.

Los desfibriladores externos semiautomáticos son unos dispositivos que permiten identificar sin errores las arritmias potencialmente graves que requieren administrar descargas eléctricas. Estos aparatos, por sus características, pueden ser utilizados por personal no sanitario adecuadamente formado para su uso en cualquier lugar, permitiendo una primera actuación que, por su inmediatez, puede mejorar las posibilidades de supervivencia de las personas afectadas por estas patologías.

Cabe recordar que el Ayuntamiento de Salamanca está acreditado como centro formador, por lo que puede directamente instruir a los trabajadores municipales en el conocimiento del uso de los desfibriladores semiautomáticos, en la identificación de síntomas y en los protocolos básicos de emergencia como requisitos obligatorios para poder manejarlos.

En el marco de esta iniciativa, está previsto que se impartan durante este año casi medio centenar de cursos encaminados a dotar a los participantes de los conocimientos necesarios en el manejo y el funcionamiento de estos aparatos. La formación tiene una duración de ocho horas y su certificación tiene una validez de dos años siendo imprescindible superar el curso de reciclaje antes de que transcurran los dos años desde su expedición.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here