El alcalde felicita a los bomberos y a la Policía Local de Salamanca tras las intervenciones realizadas durante el último temporal

Carlos García Carbayo visita las instalaciones del Parque Municipal de Bomberos, referente nacional en la formación de bomberos profesionales, además de ser un servicio puntero en España que participa en un proyecto europeo sobre la protección del patrimonio cultural.

El alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, ha visitado hoy el Parque Municipal de Bomberos para felicitar al Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamentos, a la Policía Local y al servicio municipal de parques y jardines por su labor durante el último temporal de viento y lluvia en la ciudad, garantizando la seguridad de los ciudadanos.

En concreto, durante cuatro días, entre el 19 y el 22 de diciembre, los bomberos atendieron 139 avisos entre caídas de árboles, saneamientos de construcción, retiradas de antenas y de mobiliario urbano, desatascos de canalizaciones y achiques de agua. Por su parte, la Policía Local acordonó las zonas más afectadas por el temporal de viento para prevenir la seguridad de los peatones, además de regular el tráfico en aquellas calles donde se produjo acumulación del agua de la lluvia.

Al mismo tiempo, el servicio municipal de parques y jardines cerró de manera preventiva la zona arbolada de la Ciudad Deportiva de la Aldehuela, el Huerto de Calixto y Melibea, el Jardín de la Merced, el paseo central del Parque Picasso, la zona infantil del Parque de La Alamedilla, el Parque de Colón, el Parque de San Francisco, el Parque de los Jesuitas y el Parque Botánico de Huerta Otea. Los técnicos revisaron de forma permanente los parques de la ciudad y avenidas con arbolado para que los efectos del temporal no causaran ningún riesgo para la población por caída de ramas.

El alcalde ha reconocido personalmente la profesionalidad de los bomberos de Salamanca, destacando la alerta constante de un servicio que es referente nacional en la formación (actualmente se imparte el Ciclo Formativo de Grado Medio en Emergencias y Protección Civil) y en la prevención en grandes eventos. Además, participa en un proyecto europeo sobre la protección del patrimonio cultural, siendo también un referente nacional al disponer Salamanca, Ciudad Patrimonio de la Humanidad, de un Plan de Actuación en el Casco Histórico, con el fin de saber cómo actuar en caso de incendios o inundaciones y la necesidad de coordinarse con los operativos disponibles en cada caso.

Para continuar con este nivel de excelencia, García Carbayo se ha comprometido a seguir trabajando para que los Bomberos de Salamanca y la Policía Local puedan contar con unas instalaciones y unas herramientas cada vez mejores, que contribuyan a aumentar la calidad de estos servicios tan necesarios y reconocidos por los ciudadanos.

En este sentido, el alcalde recordó que desde el pasado verano el Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamentos cuenta con un nuevo vehículo autoescala y un centenar de trajes de intervención técnica, lo que pone de manifiesto la apuesta que mantiene el Ayuntamiento por mejorar los servicios públicos y la calidad de vida y la seguridad de los vecinos. De hecho, gracias al nuevo vehículo autoescala se pudo realizar el salvamento a 15 de las 26 personas atendidas durante un incendio la semana pasada en la calle Bolívar, donde la rápida intervención de los bomberos minimizó los daños y evitó heridos de gravedad.

Con estos equipamientos se favorece una mejor prestación del servicio, con equipamientos pioneros en Castilla y León. A la vez, se ha incorporado al Parque de Bomberos un servicio de lavadora industrial y un armario de secado para los trajes de bomberos, que junto al sistema de descontaminación por ozono completan el ciclo de la limpieza y protección de los posibles contaminantes a los que está expuesto el personal durante las intervenciones.

Finalmente, García Carbayo recordó que, al igual que el material de los bomberos de Salamanca se está renovando continuamente, la preparación de estos profesionales es de primera calidad gracias a unas instalaciones reconocidas como punteras en España y que se configuran como las más adecuadas y completas en Castilla y León para la implantación de acciones formativas.

Entre sus instalaciones, cuenta con una torre de prácticas para incendios y ventilación, -única de sus características en España-, un vaso de entrenamiento subacuático, un laberinto de humos, instalaciones deportivas y aulas de formación con capacidad para un centenar de alumnos además de todos los medios materiales y técnicos (entre los que se incluyen vehículos y trajes de última generación), de los que dispone el Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamentos de Salamanca.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.